LA (NO) PERFECCIÓN DE LAS COSAS Y DE LAS PERSONAS

la perfección del aguacate

Foto Nora Zubia @slowandchic

¿Otra vez un post sobre el aguacate y sus grasas buenas y lo mucho qué puede hacer por nuestra salud si lo consumimos de manera habitual?

No, no, no… Repetir contenidos no entra en los planes de Jaque 😉…

El post de hoy anhela ir más allá. Y hablar sobre la perfección. O, más bien, sobre la no perfección. La del aguacate, por ejemplo. O, la de las personas…

Y es que, considero que, no existe la perfección en nada ni en nadie. Partiendo de la base de que todos somos distintos y no a todos nos gusta lo mismo. Ni todos pensamos igual. Ni todos creemos en las mismas cosas. Ante esto, no hay argumento posible que justifique el concepto de perfección…

¿Y por qué hablar hoy sobre la (no) perfección?

Hace algunos días veía en Instagram como alguien lanzaba un mensaje que decía, de manera resumida, lo siguiente:

“(…) Mis hijos toman azúcar y beben leche de vaca (..) No soy perfecta (…)”.

Me impactaron mucho estas palabras. Y es que no creo que nadie que intente restringir el azúcar lo más posible a sus hijos o que haya decidido darles otro tipo de leche que no sea la de vaca, lo haya hecho con la intención de buscar la perfección. No creo que se trate de esto, ni muchísimo menos.

Imagino que, todo aquel que busca ir más allá en la alimentación de su familia, lo hace buscando invertir en su salud (como al que le gusta invertir en un buen colegio, por ejemplo) e intentando seguir un camino y unas pautas alimenticias en las que cree porque considera por un motivo o por otro que son las más adecuadas -que no perfectas- para ellos. Cree que somos lo que comemos, y por eso, sin más pretensiones, indaga sobre qué es lo que más le enriquece a su familia. Esto hace que no se quede con “lo de siempre”, con eso que en esta sociedad está “bien visto” y “es normal” que los niños coman…

¿Y sabéis una cosa? Esta búsqueda supone salir de tu zona de confort. Lo sé muy bien. Es más cómodo que tus niños desayunen leche de vaca con colacao, porque si vas a una cafetería lo tienen y, sobre todo, porque a los mismos niños les ahorrarías sentirse a veces bichos raros. Que a veces pasa… no entienden porque todo el mundo desayuna colacao con leche de vaca y galletas y porque ellos desayunan avena con leche vegetal y cacao puro. O no entienden porque como tentempié se tienen que llevar al cole una pieza de fruta en vez de un bollito. Y ahí entra tu desasosiego fuera de tu zona de confort. Y piensas -hay temporadas en que te lo planteas muchas veces- si merece la pena todo esto… Pero al final, tus principios para con su alimentación pesan más y entonces no sucumbes e intentas hacerlo lo mejor posible -¡¡qué no de manera perfecta!!- en base a tus creencias.

Así que, no. No a la perfección. Y si a la no perfección. Y si a que cada quien actúe en esta vida en base a sus principios, a sus valores, a sus ideas y a sus creencias (evidentemente, siempre y cuando no perjudiquemos a nadie). Y si al respeto. Al respeto de todas y cada una de estas ideas, creencias y valores. Tanto a tu idea de que tus hijos tomen azúcar y beban leche de vaca. Como a tu idea de lo contrario.

Y hasta que aquí el post de hoy caminantes.

Me despido deseándoos un miércoles escandalosamente bueno e imperfecto 😉. Y contándoos que tenéis DOS POR UNO en la tienda Jaque. O, dos por uno en la calle Moratín número 42 de Madrid (tienda física de Amapola Bio) para que, a los que os venga bien, os ahorréis gastos de envío. ¡Corred! ¡Quedan ya pocas unidades y van a volar con esta super promoción!

http://jaquealcancer.tictail.com/product/calendario-jaque-2019

Anuncios

CREMA DE CALABAZA

CREMA DE CALABAZA

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Complementamos el post del lunes sobre la calabaza con una receta cuyo ingrediente estrella es la citada verdura. Una receta muy básica, pero muy completa, de crema de calabaza. Un plato que gusta a mayores y pequeños y que suma mucho en nuestra alimentación de cada día.

 Ingredientes

  • 50 ml de AOVE.
  • 1 ó 2 ajos.
  • 100 gr de cebolla.
  • 30 gr de puerro. (En casa de una servidora evitamos el puerro, pues los niños no toleran los “pelillos” que ocasiona, incluso después de triturar)
  • 500 gr de calabaza (o a ojo, si la hacéis con Thermomix, que quede bien lleno el vaso y ya está).
  • 200 gr de patata o un puñadito de lentejas rojas. (Esta clase de lentejas no necesita remojo previo. Y son sumamente digestivas).
  • 3 o 4 setas o champiñones. Si son setas Shitake tanto mejor.
  • Agua. A partir de 400 ml y hasta 900 ml se admiten todas las variantes. En mi casa las preferimos menos contundentes, así que, les agregamos más agua. En casa de mi socia las prefieren más espesas, así que les echan menos agua.
  • Sal rosa.
  • Pimienta negra.

***Ingredientes opcionales. Ingredientes que suman mucho en salud, pero que no son imprescindibles para el resultado final:

  • Semillas de lino o semillas de sésamo (recordad que las semillas espesan mucho, así que, echad poca cantidad o, en su defecto, más agua).
  • Algas nori (recordad que crecen mucho una vez hidratadas, así que, coged muy pocas deshidratadas).
  • 1 trocito de jengibre (será más o menos grande según os guste el sabor que tiene o no. Si es para niños, aconsejamos echar poquito).
  • Media cucharadita de cúrcuma.

Sigue leyendo

ALIMENTACIÓN INFANTIL POR NUTRITION IS THE NEW BLACK

dsc_0213-01-01-1

No es raro ver como a madres que se plantean “cambiar las bases de alimentación” de sus hijos les entra la duda existencial, sobre si, cambiando determinados hábitos, sus hijos seguirán estando igual de bien nutridos. Y es que la industria nos ha machacado y bombardeado tanto con esto, que al final, hemos seguido sin más sus mandatos. Que si su primer yogur, que si sus primeros cereales, que si, que si… Y entonces es cuando muchas nos planteamos -sí, a nosotras nos ocurrió también en su día-, que, si empezamos a ir a contracorriente, la salud de nuestros hijos estará a salvo. La sorpresa -o más bien, ¡sorpresón!- es que efectivamente, su salud va a estar a salvo. Más que nunca, de hecho. Retomar la alimentación más natural y dejar de lado la comida precocinada, la bollería, los azúcares innecesarios, le da al organismo de los peques un empuje total y absoluto en cuestiones de salud. Lo contamos así de claro y así de alto porque nosotras hemos vivido en nuestras propias carnes este proceso. Os lo hemos dicho tantas veces ya…. Pasamos del kiwi con azúcar, al kiwi sin azúcar, de las cenas a base de cosas rápidas y precocinadas, a las cenas a base de quinoa y cremas de verduras. Y el cambio fue pasmoso. El pediatra ahora nos echa de menos. Antes, soñaba con nosotras. Con esto, lo hemos dicho todo.

Pero claro, nosotras no somos especialistas en temas de nutrición. Por eso, hemos invitado a Victoria Lozada. ¿Quién es Victoria? Sigue leyendo

¿ACTO DE AMOR?

AMOR.jpg

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Seamos sinceras: hoy no pensábamos publicar post. Es una semana rara con dos festivos y cuando las semanas son diferentes, todo se descoloca… ¡hasta nuestros posts! 😉 Sin embargo, el jueves por la tarde, nos llegó un correo de una amiga con un link a una entrevista. La verdad es que por redes ya nos habíamos enterado de la existencia de dicha entrevista, pero por falta de tiempo, no la habíamos podido ver todavía. Al llegar aquel correo, pensamos que era una señal -como podéis ver, somos mucho de “señales”, jeje- y que teníamos que detener lo que estábamos haciendo para verla. Al darle al play y ver que duraba 21 minutos pensamos, “buff, a ver si se merece verdaderamente todo ese tiempo”. Pues bien, sí que se lo merece. Esos 21 minutos e incluso más. No le dimos a pausa. Es más, nos caló tan hondo, que tuvimos claro que la teníamos que compartir con vosotros. Sigue leyendo