SILA Y SU CARTA FELIZ

SILA

No hace demasiado tiempo, un lunes de tantos, compartimos una publicación en redes sociales que rezaba así:

“Querido amigo/conocido/familiar. SI. TENGO CÁNCER. Pero eso no significa que me tengas que mirar con esos ojos de pena y de lástima, y hasta de terror. Aunque sé que no lo haces con mala intención, si me miras así, parece que “me condenas” de antemano. Y, ¿sabes una cosa? Cáncer no es sinónimo absoluto de derrota. Cáncer puede englobar muchas cosas -no todas tan fatalistas como las que de antemano se piensan- como por ejemplo esperanza, recuperación, superación, e incluso cierto bienestar y cierta calidad de vida. Y, ¿sabes otra cosa? Que “me condenes” de antemano no me ayuda. Poco aportan esos pensamientos tan fatalistas a una persona que tiene por delante un camino en el que sortear una piedra tan grande y fea. Alguien me ha dicho que en este camino lo que importa es SUMAR bien. Yo le quiero creer. Y le creo. Y como te imaginarás, tu pena, tu lástima, y tu miedo, solo restan. Así que, si quieres estar a mi lado, ayúdame a SUMAR para así conseguir sortear esta piedra tan grande y fea. Gracias de antemano. Un abrazo.”
Caminantes, ¿vamos allá? ¿Sumamos bien una nueva semana? ¡Claro que sí!

si tengo cáncer

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Una semana más tarde -cuando conseguimos leer todas las noticias relacionadas con el cáncer, que semana a semana vamos acumulando para luego algunas compartirlas con vosotros- leímos esta noticia, y, con ella, una CARTA FELIZ. Sigue leyendo

Anuncios

¿QUÉ HA PASADO CON LOS CALENDARIOS?

GRACIAS

Foto | Nora Zubia @slowandchic

El 2018 fluye y rueda… ¡Y parece que fue ayer cuando le dábamos la bienvenida! Y parece que fue ayer cuando os hablábamos entusiastas de nuestro primer calendario.

Rescatamos dicho capítulo. Y os contamos que gracias a vuestra ayuda, empatía y generosidad conseguimos agotar existencias de calendarios y así aportar un granito de arena al proyecto de Investigación de Inmunoterapia Antitumoral de la Asociación Pablo Ugarte. Un granito de arena que SUMA en la investigación contra el cáncer infantil. Y un granito de arena por el que, Mariano Ugarte, presidente de la Asociación, nos traslada este agradecimiento: “podéis estar orgullosos de la ayuda”. Obvio es que sin vuestras compras y sin vuestra confianza ese granito no existiría. Y por ese granito, como diría Mariano, presidente de la Asociación, estamos de fiesta. Sigue leyendo

CUANDO EL HIERRO ESTÁ BAJO

hierro

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Parece que últimamente este diagnóstico “tengo el hierro por los suelos” me persigue. Y no precisamente por padecerlo yo. Ni siquiera mi socia. Ni siquiera nuestra Nora. Pero si personas con presencia en mi vida. Presencia con mayor o menor intensidad, pero presencia importante -ya sea de un modo, ya sea de otro- a fin de cuentas. Y ya os adelanto que, si de motu propio no leen este post, me encargaré personalmente de que lo lean, aunque para ello me tilden de pesada. ¡Jejeje! Y es que estas personas me han inspirado para este post. Y me han hecho re-pensar en lo importante que es tener el hierro bien, estar fuertes de verdad, y no padecer anemias ferropénicas (suelen ir de la mano con algunos/todos estos síntomas: debilidad, falta de energía, pérdida de peso y dolores de cabeza). Y esto, también puede ser el pan nuestro de cada día cuando el cáncer irrumpe en nuestras vidas. Así que, vamos a ver que es el hierro, que tipos hay, como lo absorbemos y que alimentos contribuyen a que mi hierro esté en estado óptimo y, ya de paso, algún que otro consejillo más. Al lío. Sigue leyendo

PARONES OBLIGADOS

abismo bonito

Foto | n_salas

Contenido de nuestra redes sociales de hace un rato 😉

Un parón obligado en el abismo (bonito e infinito) del día a día. Un cambio de planes en toda regla. Y un trabajo de aceptación de que en realidad no pasa nada por tener que parar un día y dedicarlo a escucharte.
Esto fue lo que sucedió ayer, tras una noche atípica y en vela. Una noche de sudores fríos, malestar estomacal y sensación de que tu cuerpo había corrido una maratón perpetua. Hoy me levanto casi nueva y con ganas de contaros lo afortunada que soy. ¡Por muchas razones! Ayer pude repasarlas mentalmente y hay tantas que hasta vergüenza da. 


Caminantes, este es un buen trabajo… repasad mentalmente todo lo bueno que hay en vuestra vida, ¡qué seguro es mucho! ¡Y seguro es más de lo que a bote pronto pueda parecer! No lo hagáis de boquilla, hacedlo con calma, solo para vosotros y asimilando, y saboreando, bien todas esas cosas por las que sois tan afortunados…
Recordad además, que independientemente del tramo del camino que estemos recorriendo, siempre, siempre, hay una pequeña luz, más o menos escondida, que puja con fuerza para darnos esperanza, confianza, fuerza, y, alegría….
Y ese parón de ayer culminó con un regalo inesperado y maravilloso que no pude frenarme a estrenar ipso facto. Un libro que ya empecé a devorar y que apunta tan buenas maneras que quizás algún día pase por Jaque. “Empieza por los zapatos”, ¿qué dices? ¿Te animarías a colarte por aquí? Andrea Amoretti 


Caminantes, que os queremos. Mucho. Y que no estáis solos. Nunca. 


FELIZ DÍA.

QUÉDATE A MI LADO

acompañantes

Y mientras suena Nuvole Bianche de Ludovico Einaudi siguen revoloteando en mi cabeza mil ideas respecto a cómo afrontar la introducción de este post… Son muchas las ideas que van cogiendo forma por aquí, y muchos los posts que traspasan ordenadores, tabletas y móviles para llegar de verdad a vuestras bandejas de entrada de la vida. El post de hoy también quiere llegar a esas bandejas. ¿Lo conseguiremos? No todos los días rendimos tributo absoluto a esas personas a las que les ha tocado un papel “secundario” en esos caminos del cáncer… -decimos “secundario”, aunque, y que ningún caminante se nos ofenda, bien podrían ser principales, que no protagonistas, ¿verdad?-. El caso es que esta dificultad que se nos cuela escribiendo esta introducción es consecuencia directa de que somos totalmente conscientes de lo crucial que es desempeñar el papel de ACOMPAÑANTES. Sabemos también lo complicado y tremendo que es. Y lo sabemos de verdad de la buena… buena… buena….

Caminantes adultos con vuestro permiso: (caminantes no adultos, quizás un día hagamos un homenaje a vuestros acompañantes también 🙂 )

Un ¡hurra! por esos acompañantes que no saben si ese “estoy bien, gracias” que les decís es real o es ciencia ficción.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que sobrellevan como pueden el veros sin ganas de comer.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que os cuentan un chiste tonto en un intento de sacaros una media sonrisa.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que os llaman mil veces al día para ver qué tal estáis.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que os escuchan sin cesar y sin pestañear.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que no dejan de comerse la cabeza pensando en qué más pueden hacer.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que muchas veces sufren. En silencio.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que priorizan sus vidas a la vuestra.

Y ahora damos a paso a nuestros actores principales de hoy. Marta, Sara, Rosa, José María, Miriam, Isabel, Zania, Isidoro, y Paula, no sabéis lo muchísimo que os agradecemos estas entrevistas a corazón abierto. Gracias por vuestro tiempo y por vuestra ayuda y por hacernos llorar y reír mientras preparábamos este post. Y, claro está, por todo el aprendizaje que nos dejáis. Ojalá y leeros pueda ayudar a muchos acompañantes. ¡Seguro qué sí!

(*** ¡Ojo al dato! En este post hay historias de todo tipo. Más o menos complicadas. Con acompañantes aún en activo y con acompañantes que ya llegaron a buena meta. ¡Ojo al dato! La respuesta a la última pregunta en cada entrevista seguro os deja a todos pasmados, igual que a nosotras. ¡Ojo al dato! Buscad la “negrita verde” de cada acompañante. Son detalles diferentes, positivos, constructivos, etc. que nos ha parecido interesante resaltar ***)

Sigue leyendo