CUANDO LA REALIDAD SUPERA LA FICCIÓN

Cuando aquella semana del mes de marzo se empezó a parar la vida en nuestro país, una servidora nunca imaginó lo que seguiría a aquel parón. Recuerdo estar el 12 de marzo conversando con dos buenas amigas y arreglando el mundo sentenciando las tres “nada, vamos a estar así hasta Semana Santa y ya…” Nada más lejos de la realidad.

Con la llegada de septiembre me asomo de nuevo por el blog tras muchos meses de ausencia por aquí. Y lo hago con la sensación de estar viviendo otra vida, una vida de esas de película. Y es que ahora sí, podemos decir, que nuestra realidad ha superado la ficción.

El bucle de la pandemia está trayendo muchas consecuencias.

Económicas y profesionales. Tengo amigas que se han quedado sin trabajo por ejemplo. Sociales. Creo que los más mayores y los más pequeños son quienes más están sufriendo a este respecto. Sanitarias. ¡Ay la salud! 😦 La salud por culpa del Covid como causa directa y la salud por culpa del Covid como causa indirecta. La gente fallece, de Covid, pero no solo de Covid y la gente se enferma, de Covid, pero no solo de Covid. En esta nueva vida el resto de enfermedades siguen vivitas y coleando. Llámense depresiones, infartos o cánceres. Por esto, debe ser prioritario que los centros de salud retomen su ritmo y cadencia. Con otras normas y otras precauciones, desde luego, pero han de estar ahí para salvaguardar la salud de todos. Y también, las pruebas en hospitales han de reanudarse definitivamente e ingeniárnoslas para que no se paren. Porque en esos parones se nos puede ir la vida…

Y así introduzco la historia de Olatz Vázquez. Una historia que ya fluye en redes sociales y en periódicos nacionales. Y una historia de la que me he querido hacer eco… importante es que todos seamos conscientes de esto…

Oltaz tiene 26 años y desde junio sabe que tiene cáncer. Un cáncer gástrico en estadio IV. Un cáncer gástrico que no se detectó a tiempo. Por causa del Covid. Y por alguna otra (insólita) causa. Os dejo el link al artículo que ella misma escribió para El Confidencial. Cree que contar al mundo su historia puede ayudar a otras personas. Yo no puedo estar más de acuerdo. Ni más agradecida por ello. Ya lo sabéis, todo suma…

Os animo mucho a que la leáis. Y a que compartáis.

https://www.elconfidencial.com/espana/2020-08-27/testimonio-olatz-vazquez-diagnosticado-tarde-cancer-culpa-coronavirus_2726163/

Gracias y, por cierto caminantes,

¡estoy encantada de volver a veros por aquí!

2 comentarios en “CUANDO LA REALIDAD SUPERA LA FICCIÓN

  1. Yo he sido operada de un tumor maligno de gran tamaño a finales de marzo, es decir, en plena pandemia. Al igual que le ocurrió a Olatz yo tardé mucho en ser diagnosticada de este tumor por una serie de negligencias, a pesar de que ya había sido operada de otro tumor maligno en 2015. Aún teniendo esos antecedentes, cuando en un TAC de control se vio en julio del 2019 que de nuevo aparecía algo no supieron identificarlo. Un médico dijo que era algo benigno sin importancia y todos los demás médicos a los que fui creyeron su diagnóstico.No lo cuestionaron a pesar de que en cada nueva prueba se veía que el tumor crecía sin parar. Finalmente acudí a un cirujano porque yo pensaba que era el mismo tumor maligno de 2015 y tras repetirme las pruebas quedó demostrado que yo tenía razón. Durante esos 8 meses preciosos que se perdieron el tumor triplicó su tamaño. Eso complicó mucho la operación y el pronóstico tras ella. En fin, tuve que ser operada en plena pandemia con todas las consecuencias que ello supuso y que no voy a contar para no extenderme. La operación fue en un hospital privado de Madrid. Seguramente en uno público no lo habrían hecho porque estaban volcados con los pacientes de covid aunque mi operación era urgente. En fin, el covid ha acaparado toda la atención desde marzo, pero el cáncer es también otro tipo de pandemia que no cesa

    Me gusta

    • Hola Tani,
      Muchas gracias por contarnos parte de tu historia con el cáncer. Definitivamente este parón de vidas ha implicado muchas cosas…. y no debería haber sido así, dormirse en los laureles solo pensando en los enfermos de Covid no fue lo correcto, porque como tu bien dices, hay más pandemias que el Covid, el cáncer una de ellas. En fin. Ojalá y testimonios como el de Olatz o el tuyo sirvan de ejemplo para no seguir cayendo en lo mismo. Te mando un abrazo muy fuerte. CUIDATE mucho y a por todas!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s