EL AZÚCAR DE COCO

AZÚCAR DE COCO

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Las opciones que tenemos para sustituir al temido azúcar (ya sea blanco, ya sea moreno, recordad que ¡el moreno no es una mejor versión del blanco!) son actualmente ya muchas. De algunas ya os hemos hablado, aquí, y aquí o aquí. Hoy le toca el turno a otro sustituto: el azúcar de coco.

El azúcar de coco es una estupenda opción para endulzar nuestra vida puesto que se trata de un endulzante natural libre de químicos.

Lo primero y quizás, uno de los datos más importantes, es saber que su índice glucémico en muy bajo: 35 (para los despistados, hablamos de un IG bajo cuando no supera los 55). Ya sabéis que el índice glucémico es determinante para controlar el exceso o el no exceso de azúcar en sangre. Y por descontado sabéis que tener exceso de azúcar en sangre no es nunca positivo para nuestra salud, si tengo cáncer, ¡menos aún! Sigue leyendo

EL TRIGO SARRACENO

TRIGO SARRACENO

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Cada vez se escucha más lo de trigo sarraceno. Y cada vez, se utiliza más también. Pero, ¿sabemos verdaderamente lo qué es? ¿Sabemos por qué se escucha más? ¿Estamos ante otra nueva moda culinaria? ¿Es justificada dicha moda? Veamos…

Lo primero. ¿Qué es el trigo sarraceno? Aunque cae de cajón decir que es un cereal, la realidad es que no. Es un pseudocereal -matiz importante- en forma de “mini pirámide” y, por tanto, no pertenece a la familia de las gramíneas, como por ejemplo el trigo, el centeno o la cebada. Se planta en verano y se cosecha en otoño y su producción es poco prolífica, de ahí, que su precio sea más elevado que el del resto de cereales y algunos pseudocereales.

Lo segundo. ¿Cómo es nutricionalmente hablando? En estas lides, su poderío es grande y generoso, y poco tienen que ver sus nutrientes con los del trigo, por ejemplo. Veamos qué contiene: Sigue leyendo

CONGELACIÓN Y DESCONGELACIÓN DE ALIMENTOS

20170425_descongelar-2

Foto | Nora Zubia @slowandchic

En un estilo de vida saludable todo suma. Y a la hora de trabajar en la cocina, cuenta la materia prima, pero también el modo en el que trabajemos y manipulemos esa materia prima. Y justo aquí entraría la congelación y descongelación de alimentos. Puede que, llegados este punto, muchos estéis pensando que os vamos a descubrir la pólvora en esto de congelar y descongelar. En absoluto. Son cosas muy básicas y elementales. Tanto, que quizás por eso ahora muchas veces se pasan por alto. Vivimos a un ritmo tan frenético que afecta hasta en esto:

¿Os contamos cuántas veces hemos visto a gente muy cercana descongelar alimentos directamente del congelador a temperatura ambiente, sin pasar previamente por la nevera? ¡Muchísimas! Y nos da una pena tan grande. Pero claro, cuando nos atrevemos a comentar algo, la respuesta a tal calamidad suele ser: si no lo hago así, no se descongela a tiempo… Claro, lo sabemos, por eso, es fantástico tener organizada la semana con antelación, y tener previsto lo que se va a comer y cenar cada día. Si yo sé que mañana vamos a comer lentejas que tenía ya cocinadas y congeladas, las sacaré a lo largo del día anterior y no justo antes de irme a la cama o la misma mañana del día en que las pretendo comer… Sigue leyendo

LA SANDÍA

LA SANDIA

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Con estos calores parece que las ganas de consumir cosas fresquitas apetecen más que nunca, ¿verdad? La fruta figura en la lista de esas cosas frescas que nuestro paladar admite mejor cuando el calor aprieta… ¡Qué suerte tenemos pues! El verano implica una buena variedad de frutas frescas. Y una de ellas es… ¡la sandía!

La sandía refresca. Pero también aporta un sinfín de cosas buenas para nuestra salud. Si a estas dos premisas le sumamos lo sabrosa y lo económica que es, la conclusión es tajante: amigos caminantes, ¡todos a consumir sandía a la de ya! 😊. Es ideal sola, con limón – ¡sí, sí! ¡probadla así! -, en zumos, en gazpachos, incluso en ensaladas o como ingrediente estrella de unos ricos y sanos polos helados de frutas.

Y ahora, al grano.

¿En qué es especialmente rica la sandía? Sigue leyendo

PÉRDIDA DEL APETITO, ALTERACIÓN DE LOS SABORES, NÁUSEAS Y VÓMITOS

APETITO, SABORES, NÁUSEAS Y VÓMITOS

Pues sí. No podemos negarlo. Los tratamientos contra el cáncer suelen acarrear efectos secundarios de lo más variopintos. Algunos son más llevaderos, otros lo son menos. Hay quien se libra de ellos. Hay quien no se libra, pero sabe vivir con ellos. Y hay quien, además de no librarse, los lleva francamente mal… Nuestro post de hoy va dedicado a todos esos efectos secundarios relacionados con el apetito: la falta del mismo, la alteración de sabores, y, como no, las náuseas y los vómitos. Ojalá, ojalá, y estas pautas os ayuden a sobrellevar todo esto mejor…

Pérdida del apetito y alteración de los sabores.

Durante los tratamientos oncológicos, especialmente durante la quimio, la falta de apetito suele reinar dentro de nosotros. Al que más y al que menos, se le hace cuesta arriba cumplir con la necesidad de comer. Y es que, no es solo que nuestro apetito disminuya, es que, además, es bastante común que cuando comemos, todo nos sepa a metal o simplemente, no nos sepa a nada. Dicho de otro modo, ya no disfrutamos con la comida. Evidentemente, con todo esto, es muy entendible que las ganas de comer se disipen. No obstante, como a estas alturas, ya todos sabemos lo importante que es comer, COMER BIEN, habrá que ponerle remedio al asunto. Aquí van algunas pautas al respecto: Sigue leyendo