EL HINOJO

hinojo

Foto @slowandchic

Desde hace un año más o menos he introducido el consumo del hinojo en casa cuando estamos en temporada. No lo consumimos todos los días, pero una vez cada dos semanas al menos, sí. Al principio solo lo consumíamos crudo troceado pequeñito en ensaladas (ensaladas que solemos aderezar en este caso con limón y sal –rosa– casi siempre. Desde mi punto de vista, ese sabor anisado y bien suave del hinojo casa bien con los cítricos). Pero luego descubrimos esta receta Magnífica de hinojo al horno y la verdad que vamos alternando su consumo de un modo u otro. Y hasta ahora no hemos probado más modalidades de cocina con hinojo. Todo se andará 😉 y en breve caerán alguna de estas dos recetas también: zumo perfecto y crema de hinojo.

¿Por qué me decidí a dar el paso e introducir el consumo de esta verdura con buenas dotes de planta medicinal en casa?

¡Fijaos en todas sus propiedades y beneficios y tendréis la respuesta!: Sigue leyendo

LA (NO) PERFECCIÓN DE LAS COSAS Y DE LAS PERSONAS

la perfección del aguacate

Foto Nora Zubia @slowandchic

¿Otra vez un post sobre el aguacate y sus grasas buenas y lo mucho qué puede hacer por nuestra salud si lo consumimos de manera habitual?

No, no, no… Repetir contenidos no entra en los planes de Jaque 😉…

El post de hoy anhela ir más allá. Y hablar sobre la perfección. O, más bien, sobre la no perfección. La del aguacate, por ejemplo. O, la de las personas…

Y es que, considero que, no existe la perfección en nada ni en nadie. Partiendo de la base de que todos somos distintos y no a todos nos gusta lo mismo. Ni todos pensamos igual. Ni todos creemos en las mismas cosas. Ante esto, no hay argumento posible que justifique el concepto de perfección…

¿Y por qué hablar hoy sobre la (no) perfección?

Hace algunos días veía en Instagram como alguien lanzaba un mensaje que decía, de manera resumida, lo siguiente:

“(…) Mis hijos toman azúcar y beben leche de vaca (..) No soy perfecta (…)”.

Me impactaron mucho estas palabras. Y es que no creo que nadie que intente restringir el azúcar lo más posible a sus hijos o que haya decidido darles otro tipo de leche que no sea la de vaca, lo haya hecho con la intención de buscar la perfección. No creo que se trate de esto, ni muchísimo menos.

Imagino que, todo aquel que busca ir más allá en la alimentación de su familia, lo hace buscando invertir en su salud (como al que le gusta invertir en un buen colegio, por ejemplo) e intentando seguir un camino y unas pautas alimenticias en las que cree porque considera por un motivo o por otro que son las más adecuadas -que no perfectas- para ellos. Cree que somos lo que comemos, y por eso, sin más pretensiones, indaga sobre qué es lo que más le enriquece a su familia. Esto hace que no se quede con “lo de siempre”, con eso que en esta sociedad está “bien visto” y “es normal” que los niños coman…

¿Y sabéis una cosa? Esta búsqueda supone salir de tu zona de confort. Lo sé muy bien. Es más cómodo que tus niños desayunen leche de vaca con colacao, porque si vas a una cafetería lo tienen y, sobre todo, porque a los mismos niños les ahorrarías sentirse a veces bichos raros. Que a veces pasa… no entienden porque todo el mundo desayuna colacao con leche de vaca y galletas y porque ellos desayunan avena con leche vegetal y cacao puro. O no entienden porque como tentempié se tienen que llevar al cole una pieza de fruta en vez de un bollito. Y ahí entra tu desasosiego fuera de tu zona de confort. Y piensas -hay temporadas en que te lo planteas muchas veces- si merece la pena todo esto… Pero al final, tus principios para con su alimentación pesan más y entonces no sucumbes e intentas hacerlo lo mejor posible -¡¡qué no de manera perfecta!!- en base a tus creencias.

Así que, no. No a la perfección. Y si a la no perfección. Y si a que cada quien actúe en esta vida en base a sus principios, a sus valores, a sus ideas y a sus creencias (evidentemente, siempre y cuando no perjudiquemos a nadie). Y si al respeto. Al respeto de todas y cada una de estas ideas, creencias y valores. Tanto a tu idea de que tus hijos tomen azúcar y beban leche de vaca. Como a tu idea de lo contrario.

Y hasta que aquí el post de hoy caminantes.

Me despido deseándoos un miércoles escandalosamente bueno e imperfecto 😉. Y contándoos que tenéis DOS POR UNO en la tienda Jaque. O, dos por uno en la calle Moratín número 42 de Madrid (tienda física de Amapola Bio) para que, a los que os venga bien, os ahorréis gastos de envío. ¡Corred! ¡Quedan ya pocas unidades y van a volar con esta super promoción!

http://jaquealcancer.tictail.com/product/calendario-jaque-2019

CONASI TAMBIÉN NOS APOYA

conasi cocina (2)

Agradecer suma caminantes. Si, si, es una buena manera de activar la dopamina y así controlar nuestros niveles de ansiedad, por ejemplo.

Y por aquí tenemos mucho que agradecer porque estamos consiguiendo grandes cosas. ¿Y sabéis gracias a quién? Pues a vosotros. Porque sin vosotros ahí detrás cada día, nada de esto tendría sentido…

Aunque por redes ya os lo adelantamos, tenéis que saber que Conasi también tiene a la venta en su tienda on line nuestros calendarios y nuestras bolsas solidarias. Y eso, claro está, es muy grande y es muy agradecer. ¿Quién nos iba a decir cuándo un 23 de diciembre de 2015 publicábamos este post hablando de las bondades de nuestra Versapers -adquirida en Conasi- que unos años más tarde, iba a estar en esta misma tienda on line, entre sus productos ofertados, unos calendarios especiales y unas bolsas de algodón de Jaque al cáncer? ¡Ni en nuestros mejores sueños! 😉. Sigue leyendo

ACEITE DE OLIVA A SECAS NO, ¡POR FAVOR! ¿POR QUÉ?

aceite de oliva

Foto Nora Zubia @slowandchic

La verdad es que la idea inicial de este post era hablaros sobre el proceso de refinamiento de los alimentos en general (recordad que frente a los alimentos refinados encontramos a los alimentos integrales). Íbamos a centrarnos en esos alimentos en los que la industria “más se ceba”, aniquilando todos sus nutrientes, para abaratar costes y vender verdaderas gangas en los establecimientos. Sin embargo, la idea inicial ha quedado un poco “pospuesta” para darle vida y luz a un post basado única y exclusivamente en el proceso de refinado que los aceites sufren. El aceite de oliva para ser más exactos. Será un post conciso y breve, pero muy importante…

Caminantes, tomad asiento ante lo que vais a leer. No abráis la boca y no os echéis las manos a la cabeza… Lo de mantener la boca cerrada y las manos relajadas, sea seguramente lo que le dice la industria a esos consumidores que cada vez nos preocupamos más y más por nuestra salud y por saber lo que comemos… Una industria con ansias de apaciguar una posible revolución y/o crisis que afecte a su mercado. Pero es que, es cierto eso de, ¿ojos que no ven, corazón que no siente? ¿O sí? O más bien aquí podríamos decir, ¿ojos que no ven, salud que si siente? Ahí lo dejamos.

A ver.

Sigue leyendo

POTAJE FÁCIL DE ALUBIAS Y ¡¡¡GANADOR SORTEO!!!

POTAJE LEGUMBRES

Foto @slowandchic

Nada nos hace más ilusión que anunciar de la mano de unas nuestras recetas más queridas al ganador del sorteo del pack de El Granero Integral. Redoble de tambores para:

ARANZA GOROSPE VIZCAINO

¡ENHORABUENA ARANZA! ¡A disfrutar de nuestro calendario y de este super lote!

Ponte en contacto con nosotras a través de jaquealcancer@gmail.com para que El Granero Integral proceda al envío.

Y ahora caminantes, momento receta Jaque.

Una receta que ya era de mi abuela (aunque yo he versionado un poquito con ese toque Jaque que tanto nos gusta), y, por tanto, una receta SUPER FÁCIL. ¡A ella tampoco le gustaba cocinar! Parece caminantes, que mi no pasión por la cocina -sí, sí, aunque no os lo creáis, cocino porque sé que debo hacerlo, pero no porque me vuelva loca- debí de heredarla de mi abuela F. O de “la Bis”, como dicen mis peques… De hecho, en nuestra casa esta receta la conocemos como “la sopa de la Bis”. Ella no se complicaba cuando de cocinar se trataba y el caso es que, esta receta con la que nos recibía muchos sábados, le quedaba de rechupete.

¡POR CIERTO! Que sepáis que es apta para peques. Es decir, les suele gustar bastante…. a veces el truco está en empezar echándole pocas espinacas o acelgas 😉. Sigue leyendo