HEIDI A CORAZÓN ABIERTO

HEIDI

Estrenamos invitada en Jaque. Y como siempre, ¡no es una invitada cualquiera! Os doy algunas pistas: tiene 43 años, 3 peques, cáncer de mama metastásico y unas ganas locas de vivir. ¡Sí! Heidi, o @heiheise como la conocemos en Instagram, irrumpe hoy por aquí y nos deja boquiabiertos con su historia de subidas y bajadas. Y es que, compaginar un embarazo gemelar con un cáncer de mama no es pan comido… y esto caminantes, solo es el comienzo de la historia.

Heidi, gracias por abrirnos las puertas de tu corazón y por traernos hoy a Jaque una nueva lección de vida, llena de coraje, fuerza y generosidad. Ojalá y tu actitud incesantemente luchadora, pero también honesta cuando el miedo y los días menos llevaderos afloran, ayuden a quien lo pudiera necesitar. Desde Jaque te mandamos grandes dosis de energía de la buena y un abrazo cargadito de ánimo y de cariño.

Caminantes, Heidi nos habla de hilos que a veces parece que se rompen, de días ganados y de un deseo ferviente de que un día “algo” detenga “esto”. Y “esto” es cáncer de mama metastásico. Ese cáncer que pese a latir con fuerza, está un poco olvidado. Quizás, porque es muy duro pensar en ello. Pero debemos saber que existe y debemos ser conscientes de que a muchas mujeres les ha tocado y que, de momento, aunque sea muy fuerte decirlo, no tienen cura…

(Si os apetece contribuir de algún modo con la causa del cáncer de mama metastásico, aquí tenéis el link a su web )

Sin más preámbulos, ¡os dejo con Heidi!

Sigue leyendo

Anuncios

EL HINOJO

hinojo

Foto @slowandchic

Desde hace un año más o menos he introducido el consumo del hinojo en casa cuando estamos en temporada. No lo consumimos todos los días, pero una vez cada dos semanas al menos, sí. Al principio solo lo consumíamos crudo troceado pequeñito en ensaladas (ensaladas que solemos aderezar en este caso con limón y sal –rosa– casi siempre. Desde mi punto de vista, ese sabor anisado y bien suave del hinojo casa bien con los cítricos). Pero luego descubrimos esta receta Magnífica de hinojo al horno y la verdad que vamos alternando su consumo de un modo u otro. Y hasta ahora no hemos probado más modalidades de cocina con hinojo. Todo se andará 😉 y en breve caerán alguna de estas dos recetas también: zumo perfecto y crema de hinojo.

¿Por qué me decidí a dar el paso e introducir el consumo de esta verdura con buenas dotes de planta medicinal en casa?

¡Fijaos en todas sus propiedades y beneficios y tendréis la respuesta!: Sigue leyendo

CREMA CASERA DE CANNABIS MEDICINAL

crema cannabis

Foto Irene Mittnacht

En 2019 Jaque estrenó una nueva tradición: el segundo viernes de cada mes compartimos un “consejo del mes” en redes sociales. Este consejo se busca entre todos los comentarios que vosotros vais dejando en las publicaciones diarias, tanto de Facebook como de Instagram.

El consejo del mes de enero fue referente a un truco con el apio y el de febrero referente a una crema de cannabis -aparentemente natural que una amable caminante nos mencionó- que calma episodios de dolor y de inflamación. El caso que, otra amable caminante me alertó de que en realidad la crema contaba con algunos ingredientes poco deseables en una crema realmente natural. Ingredientes más agresivos… o, dicho de otro modo, los típicos ingredientes que la cosmética de toda la vida, la que no es natural ni ecológica, suele llevar. La realidad es que si indagabas en la web de los laboratorios de la crema -LaviGor- solo alcanzabas a ver los ingredientes naturales:

INGREDIENTES WEB

Pero si te haces con la crema en cuestión descubres que en realidad lleva más ingredientes que los que “promocionan” a bombo y platillo en su web:

INGREDIENTES REALES

Si tu apuesta en cosmética no es la eco y natural, esta crema quizás cumpla tus expectativas. Pero si tu apuesta es hacia lo natural entonces deberías descartarla. Y como solución, mientras no encontremos otra crema realmente natural y de cannabis, que nos ayude a paliar dolores (como muchos de los que producen los tratamientos contra el cáncer) compartimos esta receta que gracias a Idoia de Tócate las tetas conseguimos. Ella nos contactó con Irene, quien había improvisado hacía poco una crema casera con cannabis. Mirad: Sigue leyendo

TINTE NATURAL

barros

Foto @slowandchic

Hace algunas semanas os enseñaba la mini coleta que había conseguido donar y os contaba que tenía un pequeño problema con mis canas (no tanto de cantidad, sino de velocidad, jeje, ¡son como Rayo McQueen en sus mejores épocas, aparecen a la velocidad del rayo!). Y os vaticinaba un post sobre un tinte diferente que estaba probando. Pues allá vamos. Os pongo en antecedentes primero.

Hasta hace algún tiempo me teñía una vez al mes. Sabía de antemano, que, como un reloj, debía hacer visita puntual a la peluquería. Y todo iba bien…

Por si os lo estáis preguntando, la respuesta es sí: me teñía con un tinte químico. Supuestamente, era un tinte de calidad y, por tanto, menos agresivo, o así me lo dijeron en la peluquería… De hecho, era bastante carete, y, parece que, en tintes químicos, como en muchas otras cosas, la calidad va casi siempre de la mano de su coste. (Debemos destacar además que en la actualidad hay muchos avances en este campo y, los tintes de ahora nada tienen que ver con aquellos tintes atiborrados de amoniacos poco controlados de antaño).

El caso es que, pese a que sabía que no me estaba echando el peor tinte del mercado, eran químicos que una vez al mes acechaban la piel de mi cabeza, para, ipso facto, pasar al sistema linfático y al torrente sanguíneo y alterar ya de paso el PH de mi cuero cabelludo.

Y así, cada vez que salía de la peluquería me decía a mi misma que, no debía seguir echándome tintes una vez al mes, porque, pese a los avances, hay evidencia científica clara que asocia el uso de tintes químicos con la aparición de linfomas, leucemias y cánceres de mama principalmente. Sigue leyendo

Recordando invitados: 5 GRANDES SIN PELOS EN LA LENGUA

recordando invitados 5 grandes sin pelos en la lengua

Leo y releo este post y siempre llego a la misma conclusión: es un post que vale su peso en oro. Y no precisamente por el trabajo de Jaque, sino por el trabajo y el desparpajo detrás de estas 5 Grandes sin pelos en la lengua. No cualquiera se presta a desnudarse de esta manera. No cualquiera se presta a desvelar cosas tan íntimas. Y no cualquiera tiene gestos así de manera desinteresada y altruista. Estas 5 chicas fueron la mar de generosas y la mar de empáticas. Si dudaron participar, en Jaque no nos enteramos… Su respuesta fue Sí a la propuesta y a por todas fueron.

En una semana marcada por ese furor mediático que viene de la mano de “El día de…” -ya sabéis que yo no soy de “días de…” pues todos los días lo son, o deberían serlo…- viene bien releer este post o leerlo por primera vez para 1) ser conscientes de TODO lo que un cáncer conlleva o para 2) quizás, si tengo o he tenido cáncer, poner en práctica algo de lo que estas chicas nos cuentan o, al menos, sentirme identificad@ y, por tanto, menos sol@.

Caminantes, ¿el deseo sexual se queda en el fondo del armario cuándo el cáncer hace acto de aparición? Caminantes, ¿es fácil enfrentarte a noches de pasión cuando te sientes insegura porque ya no tienes una de tus mamas, o, las dos? Caminantes, ¿será necesaria la ayuda de algún profesional para afrontar esto? Caminantes, ¿vuestra pareja estará igual de asustada? Caminantes, ¿será la comunicación clave en momentos así?

Todo esto y mucho más aquí:

https://jaquealcancer.com/2017/10/19/5-grandes-sin-pelos-en-la-lengua/

Y antes de despedirme y desearos un buen ecuador de semana, tengo que sí o sí hacer referencia a Ari. La última Grande sin pelos en la lengua. Ari brilla en el cielo desde hace un par de semanas. Y no sabéis como lo siento. El otro día contaba esto y alguna cosa más en el Instagram de Jaque… Y creo que volver a recordarla es nuestro mayor homenaje, porque como dice Mary Poppins en su regreso, hay cosas que, aunque no veas, nunca se pierden.

“(…) Ari era honesta y valiente también, y no tenía pelos en la lengua. Así la vimos en aquella colaboración que, en breve, recordaremos. Su eterna sonrisa y buen humor y sus infinitas ganas de vivir traspasaban su cuenta de Instagram. Leerla era una incesante y formidable lección de vida (…)”

Gracias y mil veces gracias Ari por tanto que nos diste. Hasta siempre.