LA CALABAZA

LA CALABAZA

Foto | Nora Zubia @slowandchic

No, no nos hemos equivocado de época. Ni de alimento. Ni de post. Si bien es cierto que solemos relacionar la calabaza solo con el otoño – ¿será por aquello de su importancia en la celebración de Halloween? – o los meses más fríos, es una verdura que abarca muchos meses de temporada. Y ahora mismo, queridos caminantes, seguimos en temporada de calabaza. Y es fantástico, ¿por qué? Porque es un alimento con tantísimas propiedades que es todo un lujo tener acceso a él durante tantos meses. En nuestras casas siempre hay calabaza. Recurrimos a ella para tantas cosas, que es un básico en toda regla.

A ver, ¿por dónde empezamos?

Versatilidad. Es una verdura tremendamente versátil y lo mismo vale para un roto que para un descosido: en cremas de verduras (muy pronto en sus pantallas receta dedicada a una sencilla crema de calabaza😉), en zumos naturales, en guisos de legumbres, en bizcochos, al horno…  incluso en ensaladas gracias a ¡sus semillas! O como picoteo gracias a las mismas. ¿Nunca habéis probado a hornear semillas de calabaza con pimienta negra, AOVE y un chorro de limón? Pues probadlas, riquísimas, y es una manera sana y sencilla de picotear.

Nutrientes. Tiene tantos que podríamos catalogarla como una auténtica bomba nutritiva, destacamos los siguientes:

  • Antioxidantes. Como los carotenos y los licopenos, gracias a los cuales la calabaza puede llegar a inhibir el desarrollo de células cancerígenas, dicho de otro modo, neutralizar los dichosos radicales libres. ¿A qué estás alturas del partido esto ya os lo sabéis al dedillo 😉?
  • Vitamina A.
  • Vitamina C.
  • Ácido fólico. Ideal para las embarazadas.
  • Fibra. De ahí su poder saciante.
  • Potasio.
  • Y mucha agua y muy pocas calorías.

Propiedades. En base a los nutrientes ya destacados, podemos decir que la calabaza es buena para:

  • Aliviar problemas de estreñimiento.
  • Aliviar problemas de acidez estomacal y/o gastritis.
  • Facilitar las digestiones.
  • Eliminar a eliminar toxinas.
  • Ayudar a evitar la retención de líquidos.
  • Disminuir los niveles de colesterol.
  • Prevenir la formación de cálculos renales.
  • Prevenir la aparición de enfermedades del corazón: infartos y anginas de pecho.
  • Prevenir la aparición de problemas oculares: cataratas y pérdida de visión.
  • Impedir el crecimiento de la próstata en casos de hiperplasia benigna, algo tan típico en hombres de más de 50. Y algo que, aunque no es grave, acarrea molestias importantes relacionadas con la micción.
  • Controlar los niveles de azúcar en sangre. Y esto, ya lo sabéis, importantísimo tanto para personas diabéticas como para personas con cáncer.
  • Reducir las posibilidades de padecer cáncer de colon, próstata, vejiga, cuello de útero, estómago y pulmón, principalmente.

 

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “LA CALABAZA

  1. Pingback: CREMA DE CALABAZA | Jaque al Cáncer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s