702 RAZONES PARA CREER EN MÍ

FOTO ROSA CASAS

Como a muchos de vosotros, a Rosa la conocimos gracias a ese fluir de comentarios en nuestro muro de Facebook. Un buen día nos contó por privado algunas pinceladas de su historia -o la historia de la persona que la trajo al mundo, según se mire 😉- y se ofreció a pasarnos un escrito al respecto. Aceptamos y ese escrito cobra vida hoy en Jaque a modo de post. Como os imaginaréis, se trata de un escrito que suma puntos y que os puede ayudar muchíiiiiiisimo. Es conciso (no es muy extenso, por eso puede cobrar vida por aquí a modo de post) y está escrito de un modo delicioso que, además, te engancha y no puedes dejar de leer… Y es que, estamos ante un gran ejemplo de como alguien coge las riendas del camino de un familiar con destreza y maestría. Y le ayuda a caminar sorteando baches y piedras con mucha soltura, sin esperas y sin mirar atrás.

Puede que os suene porque fue la Rrosa (no es una errata esta grafía 😉 ha sido a propósito) de nuestro post homenaje a todos esos maravillosos acompañantes que cada día os levantáis pensando más en la jornada de vuestros caminantes que en la vuestra propia…

Rosa, ¡muchísimas gracias! Todas y cada una de tus palabras valen oro. Pero, si tuviéramos que quedarnos con una frase de este escrito, nos quedaríamos con esta: Sigue leyendo

QUÉDATE A MI LADO

acompañantes

Y mientras suena Nuvole Bianche de Ludovico Einaudi siguen revoloteando en mi cabeza mil ideas respecto a cómo afrontar la introducción de este post… Son muchas las ideas que van cogiendo forma por aquí, y muchos los posts que traspasan ordenadores, tabletas y móviles para llegar de verdad a vuestras bandejas de entrada de la vida. El post de hoy también quiere llegar a esas bandejas. ¿Lo conseguiremos? No todos los días rendimos tributo absoluto a esas personas a las que les ha tocado un papel “secundario” en esos caminos del cáncer… -decimos “secundario”, aunque, y que ningún caminante se nos ofenda, bien podrían ser principales, que no protagonistas, ¿verdad?-. El caso es que esta dificultad que se nos cuela escribiendo esta introducción es consecuencia directa de que somos totalmente conscientes de lo crucial que es desempeñar el papel de ACOMPAÑANTES. Sabemos también lo complicado y tremendo que es. Y lo sabemos de verdad de la buena… buena… buena….

Caminantes adultos con vuestro permiso: (caminantes no adultos, quizás un día hagamos un homenaje a vuestros acompañantes también 🙂 )

Un ¡hurra! por esos acompañantes que no saben si ese “estoy bien, gracias” que les decís es real o es ciencia ficción.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que sobrellevan como pueden el veros sin ganas de comer.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que os cuentan un chiste tonto en un intento de sacaros una media sonrisa.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que os llaman mil veces al día para ver qué tal estáis.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que os escuchan sin cesar y sin pestañear.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que no dejan de comerse la cabeza pensando en qué más pueden hacer.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que muchas veces sufren. En silencio.

Un ¡hurra! por esos acompañantes que priorizan sus vidas a la vuestra.

Y ahora damos a paso a nuestros actores principales de hoy. Marta, Sara, Rosa, José María, Miriam, Isabel, Zania, Isidoro, y Paula, no sabéis lo muchísimo que os agradecemos estas entrevistas a corazón abierto. Gracias por vuestro tiempo y por vuestra ayuda y por hacernos llorar y reír mientras preparábamos este post. Y, claro está, por todo el aprendizaje que nos dejáis. Ojalá y leeros pueda ayudar a muchos acompañantes. ¡Seguro qué sí!

(*** ¡Ojo al dato! En este post hay historias de todo tipo. Más o menos complicadas. Con acompañantes aún en activo y con acompañantes que ya llegaron a buena meta. ¡Ojo al dato! La respuesta a la última pregunta en cada entrevista seguro os deja a todos pasmados, igual que a nosotras. ¡Ojo al dato! Buscad la “negrita verde” de cada acompañante. Son detalles diferentes, positivos, constructivos, etc. que nos ha parecido interesante resaltar ***)

Sigue leyendo

EL TRIGO SARRACENO

TRIGO SARRACENO

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Cada vez se escucha más lo de trigo sarraceno. Y cada vez, se utiliza más también. Pero, ¿sabemos verdaderamente lo qué es? ¿Sabemos por qué se escucha más? ¿Estamos ante otra nueva moda culinaria? ¿Es justificada dicha moda? Veamos…

Lo primero. ¿Qué es el trigo sarraceno? Aunque cae de cajón decir que es un cereal, la realidad es que no. Es un pseudocereal -matiz importante- en forma de “mini pirámide” y, por tanto, no pertenece a la familia de las gramíneas, como por ejemplo el trigo, el centeno o la cebada. Se planta en verano y se cosecha en otoño y su producción es poco prolífica, de ahí, que su precio sea más elevado que el del resto de cereales y algunos pseudocereales.

Lo segundo. ¿Cómo es nutricionalmente hablando? En estas lides, su poderío es grande y generoso, y poco tienen que ver sus nutrientes con los del trigo, por ejemplo. Veamos qué contiene: Sigue leyendo

LA CALABAZA

LA CALABAZA

Foto | Nora Zubia @slowandchic

No, no nos hemos equivocado de época. Ni de alimento. Ni de post. Si bien es cierto que solemos relacionar la calabaza solo con el otoño – ¿será por aquello de su importancia en la celebración de Halloween? – o los meses más fríos, es una verdura que abarca muchos meses de temporada. Y ahora mismo, queridos caminantes, seguimos en temporada de calabaza. Y es fantástico, ¿por qué? Porque es un alimento con tantísimas propiedades que es todo un lujo tener acceso a él durante tantos meses. En nuestras casas siempre hay calabaza. Recurrimos a ella para tantas cosas, que es un básico en toda regla.

A ver, ¿por dónde empezamos?

Versatilidad. Es una verdura tremendamente versátil y lo mismo vale para un roto que para un descosido: en cremas de verduras (muy pronto en sus pantallas receta dedicada a una sencilla crema de calabaza😉), en zumos naturales, en guisos de legumbres, en bizcochos, al horno…  incluso en ensaladas gracias a ¡sus semillas! O como picoteo gracias a las mismas. ¿Nunca habéis probado a hornear semillas de calabaza con pimienta negra, AOVE y un chorro de limón? Pues probadlas, riquísimas, y es una manera sana y sencilla de picotear.

Nutrientes. Tiene tantos que podríamos catalogarla como una auténtica bomba nutritiva, destacamos los siguientes: Sigue leyendo

FIBRA SOLUBLE Y FIBRA INSOLUBLE

FIBRA

Foto | Nora Zubia @slowandchic

¡Ay la fibra! La de veces que os machacamos con lo de *integral. ¿Verdad? En este ya lejanísimo post nos adentrábamos un poco en ese universo. Os explicábamos entre muchas otras cosas más, la diferencia enorme que existe entre comer “alimentos integrales” y comer “alimentos blancos (=refinados)”. Hoy vamos a ir más allá. Y ya que, muchos sois alumnos aventajados, vamos a matizar entre dos tipos de integrales. Porque, efectivamente, no todos los integrales son iguales…. ¿y eso? Pues porque existen dos tipos de fibra: fibra soluble, por un lado, y fibra insoluble por otro lado.

Paso a paso: ¿qué es la fibra? Aunque no es un nutriente, puesto que no participa de los procesos metabólicos del organismo, es un componente que desempeña funciones fisiológicas muy importantes. Por ejemplo, estimular el peristaltismo intestinal. De ahí que sea tan relevante que la fibra esté presente en nuestra vida.

Seguimos. Sigue leyendo