SEMILLAS DE LINO O LINAZA

20 ENERO

Foto | Nora Zubia @noriisima

Os confesamos una cosa. Nunca hubiéramos imaginado que unos alimentos con un físico tan insignificante pudieran tener tantas propiedades beneficiosas para la salud. Estamos efectivamente hablando de las semillas. Es probable que a más de uno ya no os sorprenda esto, pues últimamente su consumo se ha puesto más de moda que nunca. Y sin embargo, ya nuestros amigos los egipcios sabían de su maravilloso poder nutritivo

Existen muchas clases de semillas. Poco a poco iremos dedicando posts a hablaros de cada una de ellas. Hoy le toca el turno a las semillas de lino o linaza.

Estas semillas pueden ser de color dorado o de color marrón. Están cargadas de fantásticas propiedades:

  • Son la fuente vegetal más importante de omega 3 (junto a las semillas de chía de las que ya os hablaremos más adelante). Hasta tal punto que dos cucharas soperas de lino nos proporcionan más del 140% del aporte diario recomendado de omega 3.
  • Son ricas en ácido linolénico, pieza clave en la lucha contra el cáncer, debido a la transformación del mismo en EPA y DHA. Para que esto ocurra debemos incluir en nuestra dieta también pequeñas cantidades de omega 6. (¿Recordáis este post sobre la inflamación? Aquí os explicábamos la diferencia entre ambos omegas).
  • Son ricas en fitoestrógenos, quienes se encargan de modular los niveles de estrógenos presentes en sangre: hormonas sexuales tan importantes en el desarrollo del cáncer. Aquí cabe aclarar una cosa: la carga de fitoestrógenos de estas semillas supera con creces la carga de la “famosa” soja. Es más, si ahondamos más en este punto, vemos como hay estudios que demuestran que los suplementos con isoflavonas de soja a dosis elevadas pueden favorecer el crecimiento de los tumores de mama.
  • Son ricas en lignanos. Los lignanos son un tipo de fitoestrógenos y juegan un papel muy relevante en la prevención de tumores hormonodependientes, ya que impiden la unión de los estrógenos a las células mamarias y testiculares. Además, son también antioxidantes y antiangiogénicos. No olvidemos que un nivel alto de estrógenos en sangre implica un mayor riesgo de cáncer de mama. Estos niveles son especialmente altos en las mujeres premenopáusicas y posmenopáusicas, sobre todo en aquellas mujeres que: tienden a utilizar cosmética rica en xenoestrógenos, que consumen comida procesada bastante a menudo o que utilizan plásticos que contienen bisfenol A. Conclusión: el consumo regular de estas semillas ayuda a disminuir la aparición de cáncer de mama por el efecto regulador de los niveles de hormonas tanto en mujeres premenopáusicas como posmenopáusicas. Y, por tanto, el consumo de lino en mujeres con cáncer de mama es sumamente beneficioso.
  • El poder de estas semillas es tal que, si añadimos 30gr de estas semillas en pacientes con cáncer de próstata, podemos llegar a frenar el crecimiento del 30-40% de los tumores de este tipo e incluso disminuir su tamaño o sus niveles de PSA (marcador tumoral) antes de practicar cirugía para erradicar el tumor. También ayudan a combatir el cáncer de ovario: disminuyen su gravedad y consiguen aumentar la supervivencia de las mujeres que lo padecen.
  • Son un fantástico regulador intestinal. Una de las mitades de jaque al cáncer tenía problemas constantes de estreñimiento. Desde que el lino llegó a su vida, se acabaron estos problemas 🙂 .

¿Hay variantes u otras presentaciones de estas semillas?

Efectivamente. Actualmente existe también el aceite de lino. Aunque no es malo, contiene menos cantidad de lignanos y de fibra que las propias semillas. Por ello, es menos útil para darle jaque al cáncer. Aunque su consumo estaría especialmente indicado para personas que sufren problemas digestivos o incluso diarreas. ¡Ah! Y procurad que sea ecológico y de primera prensión en frío. Una vez abierto, conservadlo en un envase opaco en la nevera –para evitar que se enrancie u oxide-. Y nunca cocinéis con él, su uso debe ser en crudo.

¿Cuál sería el consumo ideal de semillas de lino?

Se aconseja tomar dos cucharadas de semillas de lino a diario. No se recomienda más de 25gr al dia por la acumulación de cadmio.

¿Cómo se deben consumir?

  • Molidas. Muy importante. Solo así conseguiremos aumentar la absorción de los omega 3 y activaremos los lignanos. Lo ideal es molerlas en el momento de consumirlas. Pero también tenemos la opción de moler más cantidad y guardarlas en un bote de cristal en la nevera. Aguantarán frescas hasta el tercer día. A partir de entonces –y aunque vosotros no lo notéis- ya habrán perdido buena parte de sus propiedades. Los omega 3 son muy fácilmente degradables. Procurad no comprar semillas ya trituradas, suelen ser más caras y los omegas 3 presentes son muchos menos.
  • Crudas. Sus beneficios disminuyen considerablemente si las cocinamos.

¿Con qué se pueden consumir?

Se pueden añadir a ensaladas, a la fruta (la combinación con el aguacate es magnífica), a los zumos de frutas y vegetales, a leches vegetales, a bizcochos caseros, a las cremas de verduras o sopas (en este caso las añadiremos justo al final, una vez la cocción ya haya finalizado. ¡¡Atentos a nuestro próximo post, este será uno de sus ingredientes estrella!!). Además, son un espesante estupendo.

Antes de concluir, ojo al dato:

A partir de los 50 años, la ingesta excesiva de ácido linoleico, fundamentalmente en forma de suplementos, puede ocasionar un exceso de este ácido graso y con ello un leve aumento del riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Por este motivo, a partir de esta edad se recomienda la ingesta de omega 3 solo a través de alimentos como el pescado, el krill, las semillas de lino… nunca a través de suplementos que contengan omega 3. De este modo, estaremos asegurando un correcto aporte de omega 3, evitando una acumulación del mismo. Ya lo dice el dicho, todos los excesos, ¡son malos!

Anuncios

15 comentarios en “SEMILLAS DE LINO O LINAZA

  1. Pingback: CREMA DE VERDURAS | Jaque al Cáncer

  2. Hola, gracias por la información. Quisiera saber si hay que activarlas a las semillas, y si es así, si pueden explicar el proceso, y también preguntarles con que las muelen.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

  3. Hola Lili! Lo ideal es remojar las semillas. Se trituran y se vuelven a dejar unas horas en agua. Verás que se hace una especie de gelatina. Si las dejas por la noche y te las tomas al día siguiente en ayunas… ¡es fantástico para que tu tránsito intestinal mejore! Anotadlo los estreñidos 🙂 A mi personalmente me ha ayudado a ir al baño sin problemas y de manera regular. Todo un alivio.
    Otra forma fantástica de tomarlas es triturarlas con la thermomix o con un molinillo de café, poca cantidad para consumirlas en máximo 2 ó 3 dias. Muy importante: guardarlas en un bote de cristal cerrado en la nevera. En este caso, puedes añadirlas a la leche vegetal del desayuno, apenas se notan y hacen el mismo efecto para el tránsito intestinal que remojadas en agua. Otras opciones de consumo a lo largo del día: en ensaladas, en cremas de verduras (ya has visto nuestra receta?), en el kéfir, en revueltos, en potajes, etc, etc….
    Esperamos haber resuelto tus dudas!
    Gracias a ti 🙂 Un abrazo.

    Me gusta

  4. Gracias por vuestra información. Tengo algunas dudas al respecto:
    Lo pueden tomar los niños? A partir de que edad pueden tomarlo? Pasa algo si se deja por ejemplo en la leche caliente? Porque he leído q con el calor pierde propiedades.
    Gracias!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Ana! Te contamos:
      Los niños a partir de los dos años, época en la que normalmente ya hemos introducido la mayor parte de alimentos en su dieta, pueden tomar las semillas sin problema. Nosotras se las echamos siempre a las cremas de verduras (mira nuestra receta si te apetece), pues están llenas de poderes mágicos para su salud. Como explicamos en el post, es mejor consumirlas en crudo, por eso nosotras las añadimos a la crema una vez finalizada la cocción. Justo antes de triturarla. En cuanto a la leche caliente, mientras no hierva la leche, o se las eches una vez calentada, no creo que haya problema. En principio, conservarán todas sus propiedades.
      Gracias a ti por leernos y por preguntar.
      Un abrazo.

      Me gusta

  5. Pingback: SEMILLAS DE SÉSAMO | Jaque al Cáncer

  6. Hola buenos días!! genial como siempre, me ha encantado la información.
    Tengo una duda respecto a la conservación, es posible conservarlas por mas tiempo trituradas en el congelador??. Una vez escuché que al oxidarse tan pronto, la conservación podía realizarse en el congelador, y que duraba mas, es cierto??. Que opináis?? Ah!, y respecto a la cantidad, un par de cucharadas, de las soperas no??. Un millón de gracias por todo!!!
    Deseando leeros.
    Un saludo
    Vanessa

    Le gusta a 1 persona

  7. Hola Vanessa! Gracias a ti, por leernos, por preguntarnos y por los halagos:)
    Contestamos a tus preguntas: la cantidad efectivamente serían dos cucharadas soperas y la conservación también efectivamente puede realizarse en el congelador. No tenemos datos reales sobre si esto es mejor o peor. Simplemente, sabemos que así también se conservan 🙂
    Un abrazo!

    Me gusta

  8. Pingback: LAS SEMILLAS DE CHIA | Jaque al Cáncer

  9. Pingback: SEMILLAS DE CÁÑAMO | Jaque al Cáncer

  10. Pingback: BOCADILLOS SALUDABLES | Jaque al Cáncer

  11. Pingback: CREMA DE CALABAZA | Jaque al Cáncer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s