LA ESPIRULINA

29 FEBRERO

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Cuando hace algunas semanas os hablábamos sobre las algas, en la lista que os enumerábamos, incluíamos a la espirulina. Os decíamos que se merecía un post como protagonista absoluta. Y ese post ya está aquí.

Debemos empezar aclarando que en realidad la espirulina no es un alga propiamente dicha, tal y como se creía. En realidad, se trata de una curiosa cyanobacteria que deriva en un superalimento o suplemento dietético cargado de nutrientes:

  • Proteínas. Mucho más digeribles que las contenidas en la carne de vacuno.
  • Vitaminas del grupo B.
  • Ácidos grasos esenciales que no se encuentran ni en la carne, ni en los huevos ni en los lácteos.
  • Triptófano. Un aminoácido que nuestro organismo utiliza para sintetizar las proteínas que necesita. Además, es un ayudante perfecto del sistema nervioso: ayuda a relajarnos, a descansar y dormir mejor, y ayuda a combatir los estados depresivos.
  • Hierro asimilable.
  • Clorofila (de ahí su tonalidad verdosa).
  • Fucoxantina: ácido gamma linolénico (GLA) (de ahí su tonalidad azulada).
  • Fitoquímicos.
  • Minerales.

Por si todo este cargamento de elementos más que saludables para nuestro organismo nos pareciera poco cabe añadir que la espirulina es, además:

  • Un suplemento dietético antienvejecimiento.
  • Baja en calorías.
  • Muy útil cuando de por medio hay agotamiento, anemia o desmineralización. Es increíble la capacidad que tiene para recuperar energía y vitalidad.
  • Perfecta para ayudar a desintoxicar a nuestro cuerpo, puesto que ayuda a limpiar nuestro intestino.
  • Muy efectiva en cuestiones relacionadas con la regeneración de la flora intestinal.
  • Una protectora ideal de hígado y riñones.
  • Favorable en la recuperación de estados carenciales provocados por diferentes enfermedades, como el cáncer.
  • Muy eficaz como complemento para los atletas ya que les ayuda a aumentar su rendimiento físico.
  • Una buena ayudante para plantarle cara a enfermedades crónicas del intestino, enfermedades crónicas inflamatorias, hepatitis, bronquitis e incluso SIDA.

¿Cómo debemos consumir la espirulina? ¿Dónde la compramos?

La dosis recomendada es de 3 a 4 gramos de espirulina repartidos entre las principales comidas. En los períodos en los que la estemos consumiendo es conveniente tomar más agua. De este modo estaremos ayudando a nuestro cuerpo a absorberla.

La espirulina la suelen vender en farmacias (normalmente en esas farmacias especializadas en cosas naturales) o en tiendas naturistas, herbolarios, etc. Se puede encontrar en dos formatos: en polvo o en pastillas. En polvo la podemos añadir a nuestros zumos naturales, aunque su sabor -al menos para nosotras- es poco tolerable. Por eso en pastillas nos parece que su consumo es más llevadero. En este caso, fijaros bien porque las hay de diferentes dosis -lo normal es que cada pastilla sea de 400-500 mg-, de diferentes precios -según la marca puede haber incluso seis euros de diferencia- y de diferente número de comprimidos. Si optáis por las pastillas, tomad el comprimido después de comer. Si lo tomáis antes, os puede llegar a quitar el apetito.

Otra cosa a tener en cuenta es que nunca debemos acostumbrar a nuestro cuerpo al consumo de este tipo de superalimentos. Por este motivo, es una buena idea ir alternando su consumo con el de otros superalimentos. De esta manera nuestro cuerpo no se acostumbrará al consumo de ninguno de estos superalimentos y la eficacia de los mismos no disminuirá.

Posibles efectos secundarios.

A pesar de no ser un medicamento, la espirulina, aunque de manera muy poco frecuente, podría llegar a ocasionar:

  • Sed.
  • Estreñimiento.
  • Ligero picor en la piel.
  • Dolor de estómago.

NOTA IMPORTANTE. Mucho ojo en casos de hipotiroidismo y, sobre todo, en casos de hipertiroidismo. Al contener yodo, es mejor que consultéis con el médico su posible consumo. Si tenéis hipotiroidismo, lo normal es que os recomienden empezar con dosis muy pequeñas e ir subiéndolas poco a poco. Con hipertiroidismo, generalmente su consumo está contraindicado.

 

Anuncios

6 comentarios en “LA ESPIRULINA

  1. Muy buen artículo y con informaciones muy serias! Simplemente aportar una información adicional: la espirulina en polvo proviene de producciones industriales donde deshidratan la espirulina a 180ºC en torre de secado mediante el método “spray-drying”. Esto destruye parte de su contenido nutricional (y por eso la espirulina en polvo huele y sabe fuerte, puesto que los ácidos grasos esenciales que contiene se oxidan tras el proceso de calor). Sin embargo, existe espirulina (no es tan fácil encontrarla) que está deshidratada a baja temperatura para preservar la riqueza nutricional que mencionáis en el artículo (generalemente se encuentra en granulados o comprimidos). Espero que aporte un elemento más a la hora de elegir su espirulina.
    Saludos!
    Manuela

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Manuela! Muchísimas gracias por tu apunte. La verdad es que no lo sabíamos…. Pero nos lo anotamos! Y añadiremos la información al post:) Visto lo visto, definitivamente, es mucho mejor optar por las pastillas o si, se tiene suerte, como bien dices, por la espirulina deshidratada. Como nos gusta que nos aportéis cosas!!! Un abrazo.

      Me gusta

  2. Pingback: EL ALGA CHLORELLA | Jaque al Cáncer

  3. Pingback: PÉRDIDA DEL APETITO, ALTERACIÓN DE LOS SABORES, NÁUSEAS Y VÓMITOS | Jaque al Cáncer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s