LA GLUTAMINA

Glutamina_3

Foto | JC.R.

Ya sabéis que, como muchos de vosotros, en Jaque al cáncer corremos carreras, muchas de fondo. Una de esas carreras, protagonizada por la otra mitad de Jaque, ha sido determinante para la evolución y el contenido de este blog. Además, las etapas que durante esa carrera se han ido atravesando han sido muchas. A veces negras, a veces menos negras, a veces incluso blancas y esperanzadoras… ¡y con estas nos quedamos! :). Tres años de carrera suman ya el próximo mes. Y como os podréis imaginar, en seis meses de blog que llevamos, aún queda mucha información interesante por compartir. Muchas veces, de hecho, hay cosas que se nos pasan, y algunas como la glutamina, de la que hoy os vamos a hablar, de suma importancia… Hasta que llegan seguidores y nos las recuerdan 😉 A aquel seguidor especial le agradecemos que nos hablara en su momento de la glutamina y que hoy nos haya cedido esta estupenda foto… Cuando lo hizo, hicimos memoria, y caímos en la cuenta, que la glutamina ya había estado presente en esa carrera de fondo.

Pero bueno, vamos a empezar por el principio.

¿Qué es la glutamina?

La glutamina es uno de los 20 aminoácidos que intervienen en la formación de las proteínas. Se trata de un aminoácido no esencial. Esto significa que nuestro organismo es capaz de sintetizarlo a partir de grupos amino presentes en los alimentos. Además, es el aminoácido más abundante en el músculo humano: de ahí su uso tan común en el mundo del culturismo.

¿La glutamina está presente en los alimentos? ¿Qué alimentos?

Sí, tanto en alimentos de origen animal como vegetal. El problema es que este aminoácido se destruye en cuanto se cocina o se procesa el producto. Podemos destacar como alimentos ricos en glutamina: huevos, carnes, frutos secos, lácteos, perejil y espinacas.

¿Cómo la podemos conseguir? ¿Dónde? ¿Cómo tomarla?

Ya que en los alimentos la perdemos, lo ideal es consumirla en forma de suplemento. Actualmente se comercializa en forma de polvo o de cápsulas. Debe guardarse siempre en ambiente seco. Puede adquirirse en farmacias especializadas. La dosis la debe pautar personal sanitario especializado. Siempre se aconseja tomarla con el estómago vacío para que no interactúe con otros aminoácidos de la dieta. Por ejemplo, antes de desayunar y/o de comer.

¿Para qué sirve?

  • Ayuda a que los músculos no pierdan volumen. Tal y como mencionábamos antes, algo importante para las personas que se dedican al culturismo, pero también algo importante para personas que han pasado por largos periodos de tiempo en la cama, bien por infecciones, bien por traumas, bien por estrés. Estas situaciones suelen conllevar importantes pérdidas de masa muscular.
  • Ayuda a controlar diarreas, como las producidas por la quimio. Por eso, la glutamina ya estuvo presente en esa carrera. Hemos visto como una persona con cáncer en fase de diarrea -a la que incluso le habían tenido que suspender el tratamiento de quimio-, comenzó a recuperarse. Logró controlar esos episodios de diarrea hasta que desaparecieron por completo y se empezó a encontrar con más fuerza y energía. Se combinó el consumo de la glutamina con el consumo del probiótico y todo empezó a rodar. En este caso, la flora intestinal estaba “barrida” por la quimio, así como la mucosa de la capa interna intestinal (ojo, esto a veces puede ocasionar pequeñas heridas en la zona que pueden dar lugar a sangre en las heces). Glutamina y probióticos se aliaron y trabajaron del siguiente modo: la glutamina se encargó de sellar todas esas heridas o “erosiones”, como si fueran baches en una carretera y el probiótico se encargó de regenerar la flora intestinal. Una cadena en toda regla: la persona afectada recuperó las ganas de comer y comenzó a asimilar de nuevo los nutrientes que le llegaban. Por todo esto, también es de gran utilidad en personas con desordenes intestinales, úlceras de estómago, colitis ulcerosas o enfermedad de Crohn.
  • Ayuda a acelerar las recuperaciones en casos de mucositis y esofagitis : dos efectos secundarios muy comunes y molestos ocasionados por la quimio y/o la radio que impiden a los pacientes comer con normalidad.
  • Ayuda a nuestro sistema inmune, gracias a las mejoras en el tubo digestivo.
  • Ayuda en casos de artritis, fibrosis y enfermedades inmunodeficientes, así como en daños a tejidos ocasionados por la radiación o incluso en quemaduras.
  • Ayuda a mejorar la recuperación en casos de cirugía intestinal o en casos de trasplante de médula ósea.

 ¿Quién no la debe tomar?

  • Personas con cirrosis.
  • Personas con problemas renales.
  • Personas con síndrome de Reye.
  • Personas epilépticas.
  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

 

Anuncios

5 comentarios en “LA GLUTAMINA

  1. Que gran post, me quito el sobrero…muchísimas gracias por toda la información que nos facilitais. Ánimos para seguir así y continuar con este trabajo que alienta y ayuda a muchísimas personas.
    Bravo Campeonas! !!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: HASTA PRONTO AMIGO | Jaque al Cáncer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s