LA MIEL

20181002_miel-8825

¡Ay la miel! ¡Bendito placer de la bendita naturaleza! Ya estábamos tardando en dedicarle un post a este alimento estrella de la vida natural. En nuestro día a día, desde que desterramos al azúcar, la miel ha pasado a ocupar un lugar preferente en las estanterías de nuestras cocinas. Muchas veces recurrimos a ella para endulzar nuestros postres caseros, teniendo en cuenta que su poder endulzante es mayor que el del azúcar. Aunque, eso sí, siempre con moderación y con consciencia. Convertirse en Winnie The Pooh con su loca adicción por la miel nunca fue una opción 😉. ¿Por qué? Pues porque contiene fructosa y glucosa en un 80%, lo que se traduce en un IG elevado. ¿La excepción? La miel de acacia tiene un IG bajo y por tanto es la miel aconsejada si necesitamos mantener nuestro IG a rayapersonas diabéticas, esto va sobre todo por vosotras (bueno, y personas que tienen o han tenido cáncer más de lo mismo, pues ya sabéis que vuestra tendencia de azúcar en sangre suele estar al alza). 

Antes de adentrarnos en la magia de este producto, destaquemos la no magia de este producto cuando se industrializa y se comercializa a mansalva. Las mieles no mieles que nos etiquetan por ahí y que nos anuncian a bombo y platillo, están muy lejos de siquiera llegarle a la altura de la suela de los zapatos a la miel verdaderamente natural. Y es que esta miel suele estar contaminada con residuos de medicamentos, además de haber sido recolectada antes de su maduración, por lo que, contendrá agua en exceso. Por si esto no fuera poco, ¿sabéis cómo consigue la industria mantenerla fresca y sin que se eche a perder? Pues centrifugándola a temperaturas elevadísimas. ¿Y cuál es la consecuencia de este proceso? Que nunca se cristalizará y que sus vitaminas y enzimas pasarán a mejor vida.

Visto esto, ¿cuándo debemos sospechar de qué estamos ante una miel falsa?

  • Cuando son mieles que jamás se cristalizan. Y al contrario, una miel cristalizada suele ser sinónimo de una miel pura.
  • Cuando al colocar una cucharadita de miel en un vaso con agua, esta se disuelve. La miel pura quedará compacta al sumergirse en agua.
  • Cuando al coger una cucharada de miel y colocarla boca abajo se cae sin dificultad. Las mieles de calidad o se quedan pegadas o caen muy lentamente.
  • Cuando en la lista de ingredientes figuran “jarabes de alta fructosa” o “glucosa comercial”.

Aclarado esto, adentrémonos ahora en la magia de la miel real. ¿Por qué es tan poderosa? Porque contiene:

  • Vitaminas: destacan las del grupo B.
  • Minerales: potasio, hierro, fósforo.
  • Aminoácidos.
  • Enzimas.
  • Propiedades antibióticas. Por eso se dice de la miel que es un “antibiótico natural” que puede sumar muchos puntos cuando por ejemplo tenemos un resfriado.

*Nota importante: cuando la calientas pierde buena parte de sus propiedades.

Anuncios

2 comentarios en “LA MIEL

  1. Muchísimas gracias chicas😍hacia todo mal,endulzaba mis infusiones con miel,y realmente a pesar de haber estudiado 4 años nutrición y ser chef(acá en mi país estudié con el mejor maestro de la alta cocina)no sabía discernir miel de la buena o no…ahí voy a leer la New nota.Las quiero con todo mi respeto.Genias

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s