LA MIEL

20181002_miel-8825

¡Ay la miel! ¡Bendito placer de la bendita naturaleza! Ya estábamos tardando en dedicarle un post a este alimento estrella de la vida natural. En nuestro día a día, desde que desterramos al azúcar, la miel ha pasado a ocupar un lugar preferente en las estanterías de nuestras cocinas. Muchas veces recurrimos a ella para endulzar nuestros postres caseros, teniendo en cuenta que su poder endulzante es mayor que el del azúcar. Aunque, eso sí, siempre con moderación y con consciencia. Convertirse en Winnie The Pooh con su loca adicción por la miel nunca fue una opción 😉. ¿Por qué? Pues porque contiene fructosa y glucosa en un 80%, lo que se traduce en un IG elevado. ¿La excepción? La miel de acacia tiene un IG bajo y por tanto es la miel aconsejada si necesitamos mantener nuestro IG a rayapersonas diabéticas, esto va sobre todo por vosotras (bueno, y personas que tienen o han tenido cáncer más de lo mismo, pues ya sabéis que vuestra tendencia de azúcar en sangre suele estar al alza).  Sigue leyendo