LAS CATEQUINAS

CATEQUINAS

En más de una ocasión esta palabreja se ha asomado por aquí. Y somos conscientes de que cada vez se asoma más por otros medios. Aunque no vemos mucho la tele, de vez en cuando, oímos de refilón alguna mención en algún anuncio de algún producto… cuando la realidad es que las catequinas están presentes en cosas más sencillas y naturales como una fruta, una verdura, una planta…

En fin. Reflexiones aparte, vamos a dar unas pequeñas pinceladas teóricas a las catequinas, aunque, sobre todo -puesto que no somos expertas ni en biología molecular ni en bioquímica- serán prácticas esas pinceladas 🙂 .

Teoría. ¿Qué son las catequinas? Son antioxidantes polifenólicos. Los estudios sobre estos antioxidantes apuntan a que están llenos de buenas propiedades:

  • Antiinflamatorias (recordemos la importancia de que en nuestro cuerpo no haya nunca nada inflamado).
  • Antiartríticas.
  • Antiagregantes (ayudan a prevenir la posible formación de coágulos sanguíneos).
  • Anticancerígenas.
  • Inmunoestimulantes (estimulan nuestro sistema inmune y fortalecen por tanto a nuestras defensas).
  • Hepatoprotectoras (cuidan el funcionamiento del hígado).

Práctica. ¿Cómo consumir estas catequinas? La mejor opción es a través de alimentos o bebidas. A continuación, os detallamos los ejemplos que parecen tener más relevancia en cuestión de catequinas.

  • El té verde. Todo apunta a que es la fuente más rica de catequinas. En este post os hablábamos en profundidad de él y os contábamos que de entre todas las variedades de té verde que hay, el Sencha japonés es la mejor opción si pensamos en cuestiones de salud enfocadas al cáncer. No en vano es el que cuenta con un mayor número de catequinas.
  • La uva. Especialmente la negra.
  • El vino tinto. Ojo al dato con esto del vino, y que no sirva para “darnos a la bebida 😉”. Una copita al día, siempre acompañada de comida saludable. Os lo recordábamos hace algunos días y os lo contábamos en este post.
  • La granada. ¿Entendéis nuestra predilección por esta fruta? También os hablábamos de ella hace poco aquí.
  • La pera.
  • La manzana.
  • El cacao. Hacía ya tiempo que no os hablábamos de él… Pero también le dedicamos ya un post en su día.
  • El escaramujo. Suele figurar en muchas combinaciones de infusiones y tés a granel. Si lo atisbáis, id a por él, es fantástico y además de muchas catequinas tiene grandes dosis de vitamina C.
  • La canela. Esta delicia para muchos es una caja llena de sorpresas, sus catequinas, una de ellas.

¿Algo más a tener en cuenta?

  • Ojo con un consumo excesivo de té verde. Puede ocasionar dificultades de cara a la absorción del hierro a nivel intestinal. Si lo consumimos de manera moderada (un par de tazas al día) y dejando al menos una hora de tiempo desde que hemos comido, no hay problema con esto. Los deportistas de élite, los vegetarianos y los ancianos son quienes suelen manifestar mayores problemas con este asunto.
  • Ojo también con pasarnos al mundo de los suplementos. La mejor opción son siempre las catequinas consumidas de manera natural a través de alimentos y bebidas. ¿Por qué? Entre otras cosas porque los suplementos tienen algunas contraindicaciones. Por ejemplo:
  1. Están contraindicados en mujeres embarazadas y lactantes y en personas con tendencia a sufrir anemias importantes o personas que tienen anemia.
  2. Fluidifican la sangre. Así que cuidado las personas que tomen anticoagulantes o que sufran de problemas de coagulación sanguínea y cuidado con tomarlos antes de una cirugía.
  3. No combinarlos nunca con cafeína, de lo contrario, su efecto estimulante nos puede llegar a causar malestares digestivos, migrañas o jaquecas.

 

Anuncios

4 comentarios en “LAS CATEQUINAS

  1. Hola,cuanta información importante compartía,qe alegría,una cosa,los arándanos en comprimidos,si estas embarazada,es malo?esqe tiene mi sobrina 20 infecciones o mas al año, cistitis,y con ello,antibióticos, y embarazada sigue con ellos,el té verde puede tomarlo?tiene algo de anemia tbn.gracias,y seguir ahí dándonos estas vitaminas de sabiduría😀😀😀

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Dany!
      Te vamos contando:
      1) Comprimidos de arándanos. No sabemos si tienen alguna contraindicación en mujeres embarazadas, lo mejor es que se consulte con el médico o en dado caso, con un farmacéutico de confianza.
      2) Si tiende a tener tantas infecciones y por tanto toma mucho antibiótico, le iría bien tomar algún probiótico. Ya sea en suplemento (aunque, al igual que con los comprimidos de arándanos, previo visto bueno del médico o del farmacéutico), ya sea de modo natural, en alimentos que lo contienen: en este post os explicábamos todo esto…. https://jaquealcancer.com/2016/01/18/los-probioticos-alimentos-y-suplementos/
      3) El té verde con moderación. Dos tazas al día, si tiene insomnio, cuidado. Y como sufre de anemias, que no lo tome justo después de las comidas, que deje el espacio de una hora al menos, entre las comidas y el té.
      Esperamos haberte servido de ayuda.
      Muchas gracias!! Un abrazo fuerte.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s