CUCHILLOS DE CERÁMICA

cuchillos-de-ceramica

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Ya sabéis que tan importante es lo que se come como la manera en que se ha preparado lo que se come. Ya os hemos hablado de muchas cosas a este respecto: teflón sí, teflón no, métodos más y menos oportunos para cocinar, intríngulis del papel aluminio… y hoy volvemos a la carga con otro artículo de cocina que en nuestras respectivas casas se ha convertido en una pieza esencial: el cuchillo de cerámica.

Mi socia reconoce que la primera vez que vio uno le pareció frágil, como si fuera de juguete. En cuanto lo probó y vio lo bien que cortaba se dio cuenta de que las apariencias engañan incluso con estas cosas ;). A día de hoy, ambas estamos encantadas con esta incorporación en nuestras cocinas. Hasta tal punto, que, si podemos, no prescindimos de ellos ni en vacaciones. Tenemos cuatro: uno pequeño, uno grande, otro tipo “machete”, y un pelador. Para comer, seguimos manteniendo los cuchillos de toda la vida. Los que mejor conocemos son los de la marca Kyocera -en Conasi los tienen- y aunque no son baratos, es una gozada trabajar con ellos en la cocina. Actualmente ya hay muchas opciones de cuchillos de cerámica en el mercado. La gama de precios es muy amplia y oscila más arriba o más abajo según la calidad del producto. Lo que más debéis tener en cuenta a la hora de haceros con un cuchillo de cerámica es que no os den gato por liebre: ante esta tendencia pro los cuchillos de cerámica, algunas marcas se han dedicado a recubir cuchillos de acero inoxidable con cerámica. Y esta no es una buena opción, pues al final, seguiremos trabajando con cuchillos de acero inoxidable.

¿Y por qué es favorable el uso de los cuchillos de cerámica en la cocina? El zircón, el material con el que están hechos estos cuchillos marca la diferencia. Y nos confiere las siguientes ventajas:

  • No se oxidan ni se manchan. Son muy resistentes a la corrosión.
  • No oxidan los alimentos. Dato especialmente importante cuando manipulamos fruta y verdura. Se acabó aquello de que nuestra comida fresca se vuelva marrón. Incluso las hojas de lechuga quedan intactas.
  • Son más higiénicos. Al no ser porosos, no retienen ni olores ni sabores.
  • Su superficie no se pega a los alimentos. Os daréis cuenta enseguida, los alimentos resbalan sin quedarse enganchados al cuchillo.
  • Se limpian con mucha facilidad. Incluso podremos prescindir del detergente con ellos. Solo con agua quedan perfectos.
  • Cortan más. Tienen una capacidad de cortar muy superior a la de los cuchillos tradicionales. Para que os hagáis una idea, con ellos cortamos piel de calabaza sin mucho problema, bueno, algún problema sí, que tanto Chana como Juana, ya se han llevado algún que otro cortecillo… 😉
  • Se mantienen afilados durante más tiempo.
  • Pesan menos. Su ligereza hace que se manejen con mucha más facilidad. Tendremos mayor soltura a la hora de cortar y manipular alimentos.

Es importante tener en cuenta que:

  • No conviene utilizar estos cuchillos con productos congelados.
  • Es mejor lavarlos siempre a mano y guardarlos siempre en sus fundas protectoras.
  • Son muy frágiles, y, si se nos caen al suelo o hacemos palanca con ellos a la hora de cortar algo, es muy probable que se nos rompan.

¿Os animáis a incluir en vuestra carta a los Reyes Magos algún cuchillo de cerámica?

Anuncios

Un comentario en “CUCHILLOS DE CERÁMICA

  1. Pingback: EL SPIRELLI | Jaque al Cáncer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s