EL HINOJO

hinojo

Foto @slowandchic

Desde hace un año más o menos he introducido el consumo del hinojo en casa cuando estamos en temporada. No lo consumimos todos los días, pero una vez cada dos semanas al menos, sí. Al principio solo lo consumíamos crudo troceado pequeñito en ensaladas (ensaladas que solemos aderezar en este caso con limón y sal –rosa– casi siempre. Desde mi punto de vista, ese sabor anisado y bien suave del hinojo casa bien con los cítricos). Pero luego descubrimos esta receta Magnífica de hinojo al horno y la verdad que vamos alternando su consumo de un modo u otro. Y hasta ahora no hemos probado más modalidades de cocina con hinojo. Todo se andará 😉 y en breve caerán alguna de estas dos recetas también: zumo perfecto y crema de hinojo.

¿Por qué me decidí a dar el paso e introducir el consumo de esta verdura con buenas dotes de planta medicinal en casa?

¡Fijaos en todas sus propiedades y beneficios y tendréis la respuesta!: Sigue leyendo

Anuncios

FIBRA SOLUBLE Y FIBRA INSOLUBLE

FIBRA

Foto | Nora Zubia @slowandchic

¡Ay la fibra! La de veces que os machacamos con lo de *integral. ¿Verdad? En este ya lejanísimo post nos adentrábamos un poco en ese universo. Os explicábamos entre muchas otras cosas más, la diferencia enorme que existe entre comer “alimentos integrales” y comer “alimentos blancos (=refinados)”. Hoy vamos a ir más allá. Y ya que, muchos sois alumnos aventajados, vamos a matizar entre dos tipos de integrales. Porque, efectivamente, no todos los integrales son iguales…. ¿y eso? Pues porque existen dos tipos de fibra: fibra soluble, por un lado, y fibra insoluble por otro lado.

Paso a paso: ¿qué es la fibra? Aunque no es un nutriente, puesto que no participa de los procesos metabólicos del organismo, es un componente que desempeña funciones fisiológicas muy importantes. Por ejemplo, estimular el peristaltismo intestinal. De ahí que sea tan relevante que la fibra esté presente en nuestra vida.

Seguimos. Sigue leyendo

EL VINAGRE DE MANZANA

VINAGRE DE MANZANA

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Una servidora tiene en casa a un fan absoluto de aderezos y potingues de lo más variopintos. Y es que a mi media naranja no le gustan los sabores simples, ni en las ensaladas. Esto tiene su lado bueno -ha aceptado de muy buena gana que las especias tengan ahora un lugar importantísimo en nuestra cocina- pero también su lado menos bueno. En este afán de búsqueda de aderezos imposibles hubo una época en casa en que en nuestras ensaladas reinaban un sinfín de vinagres balsámicos y demás monerías. Bendita inocencia -o ¿maldita ignorancia? -… yo encantada con aquello. Incluso el gazpacho, que ya entonces era un plato estrella en casa, lo atiborraba de aquellos vinagres, y, por tanto, de azúcar. Sí, caminantes, los vinagres balsámicos suelen venir atiborrados de azúcares, entre otras muchas cosas. Así que, convertía un plato de diez, como es el gazpacho, en un plato de menos de diez. Sigue leyendo

LA PIMIENTA NEGRA

17-oct

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Cuando hace un par de semanas estábamos cuadrando contenidos para el 17 de octubre -al trabajar en equipo junto a Nora hemos de ir organizando las publicaciones con bastante antelación- decidimos que el post sobre la pimienta negra no se podía hacer esperar más. Es uno de esos básicos facilones, del que seguramente muchos desconozcáis todas sus propiedades, pero del que seguro todos tenéis ya por casa y utilizáis, aunque sea de vez en cuando.

Así bien, el objetivo de hoy es contaros todo lo bueno que tiene la pimienta y convenceros de que aumentéis su consumo 😉 Para nosotras, cuando descubrimos lo fantástica que era, fue un antes y un después en cuanto a lo mucho que ahora la consumimos en ambas casas. Hasta tal punto que incluso ahora los peques -bueno, hablo de los míos- nos piden muchas veces a la hora de la cena o de la comida, como acompañamiento, unas rodajas de tomate con un poquito de AOVE, y, ¡de pimienta!, y, ¡de vinagre de manzana! Sigue leyendo

EL PEREJIL

22-sept

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Cuando leímos en el libro de la doctora Odile –Mis Recetas Anticáner– que el perejil estaba lleno de cosas buenas, estupefactas nos quedamos. Parece asombroso que en unas hojitas de tan insignificante apariencia pueda haber una cantidad inmensa de vitaminas y nutrientes. Para nosotras leer aquello fue un antes y un después en cuanto al uso del perejil en nuestras cocinas. Antes, cuando en la frutería o en la pescadería nos ofrecían perejil fresco como una especie de obsequio por nuestra compra, siempre decíamos “no gracias”. Mi socia lo utilizaba muy puntualmente cuando cocinaba y yo jamás de los jamases. Sigue leyendo