LA RESILIENCIA

la-resiliencia

Foto | Nora Zubia @slowandchic

¿Resiliencia? La primera vez que una servidora escuchó esta palabra fue ante una terrible y durísima situación personal de uno de mis ángeles de la guarda, un familiar muy querido y muy cercano. Ignorancias de la vida, supongo, pero yo no tenía ni idea de lo que la resiliencia era. Seguramente, si ese ángel de la guarda, en vez de ponerse manos a la obra para salir de aquel bache, se hubiera mostrado pasivo ante aquella situación personal, tampoco el concepto de resiliencia hubiera llegado a ella y entonces menos aún me habría llegado a mí…

Porque cuando la vida nos aprieta tenemos dos alternativas, la de remontar o la de tirar la toalla. Pese a que las ganas y el ánimo nos estén hundiendo, podemos elegir la vía de activar nuestro espíritu y buscar soluciones o podemos elegir la vía de recrear nuestro dolor y nuestra desgracia sin hacer nada al respecto. Si bien es cierto, que necesitamos siempre un periodo de duelo absoluto, de lágrimas, de lloros… una vez pasada esa tregua espiritual, lo mejor es coger el toro por los cuernos y seguir hacia delante. La doctora Odile nos lo cuenta en la introducción de sus libros: tras el diagnóstico de su cáncer se pasó una semana entera encerrada y llorando pensando que se iba a morir. Hasta que algo hizo click y decidió no rendirse y empezar a ser una parte activa de su enfermedad, brotando así su capacidad de resiliencia. Estas situaciones personales dramáticas y traumáticas pueden llegar a uno de muchas maneras, el cáncer es, sin duda, una de ellas. En Jaque bien lo sabemos, incluso desde antes de que Jaque al cáncer existiera, ¿verdad socia? 😉

El tiempo pasó. Mi ángel de la guarda vuelve a brillar y en Jaque estamos más puestas que nunca en cuestiones de resiliencia por muchos motivos. Algunos de estos motivos son que este camino nos ha brindado la oportunidad de conocer a otros muchos practicantes de la resiliencia. Y hemos tenido acceso a muchas lecturas que nos han ido plasmando el concepto de una manera o de otra.

Carlos Hernández en Un intruso en la familia lo define a la perfección:

“La resiliencia se puede definir como la capacidad que tenemos las personas para sobreponernos, e incluso salir fortalecidos, en periodos de dolor emocional y traumas; es, por tanto, aquella capacidad que hace que después de haber sufrido acontecimientos negativos y desmoralizadores seamos capaces de recuperarnos y seguir avanzando en una vida placentera. Imaginemos que apretamos con fuerza una pelota de gomaespuma hasta aplastarla del todo, cuando dejamos de presionar la pelota vuelve a tomar su perfecta forma esférica, eso es resiliencia. De hecho, este término es un concepto que se usa en física para describir la capacidad de algunos materiales para volver a su forma original cuando son deformados (…)”.

Más claro imposible, ¿a qué sí?

Y nuestra querida @mamasevaalaguerra – ¿la recordáis?, si aún no la conocéis, ¡ya estáis tardando!, es para no perdérsela – ejemplo contante y sonante de practicante de resiliencia o, quizás, como más de una vez le han dicho, “la resiliencia personificada”, nos suele hablar sobre este concepto en su cuenta de IG. Por ejemplo:

“La RESILIENCIA es la capacidad que posee un individuo frente a las adversidades, para mantenerse en pie de lucha, con dosis de perseverancia, tenacidad, actitud positiva y acciones, que permiten avanzar en contra de la corriente y superarlas”.

Concepto más que bien ejemplificado y aclarado… hoy lanzamos al aire unas buenas dosis de resiliencia para todos los caminantes que nos seguís y que las necesitáis. Recordad que todos tenemos esa capacidad de resurgir de nuestras cenizas incluso en los momentos más insospechados y fatídicos. El caso es conseguir desarrollar dicha capacidad.

Quizás este post te ayude a ti que andabas un poco atorado y ese duelo ya se estaba convirtiendo en un duelo sin final aparente.  Respira, coge aire y activa esa resiliencia.

Eres capaz. ¡¡¡ADELANTE!!!

(Gracias infinitas a nuestros tres ejemplos de hoy: la doctora Odile, Carlos Hernández y @mamasevaalaguerra. Vuestros testimonios y vuestra generosidad al compartirlos, ¡¡¡valen oro!!! Y gracias a otros muchos practicantes de la resilencia que andáis por aquí y que también nos habéis inspirado para hacer este post. Mencionaros a todos sería imposible… Por cierto, algunas de estas gracias por esas inspiraciones hasta allá arriba volando van…)

Anuncios

8 comentarios en “LA RESILIENCIA

  1. Cómo me siento identificada con el post de hoy!! Después de ésa lucha titánica que empecé hace tres años, hoy estoy llena de energia, positividad a tope, estoy yendo al gimnasio, salgo por ahí, cosa que nunca pensé que lo iba lograr!! Y sí, sigo todos vuestros consejos, y los de la doctora Odile!! Encantada!! Besos Jaque🤗🤗🤗

    Le gusta a 1 persona

  2. En 2010 me diagnosticaron cáncer de mama, me realizaron mastectomia y me extirparon 14 ganglios linfáticos todos afectados, pasé por quimioterapia y radioterapia. En 2011 volví a mi vida normal, a mi trabajo
    .. en 2012 me realizaron reconstrucción de la mama. En noviembre de 2015 cuando ya habían pasado más de 5 años del primer diágnostico, tengo una recaida, tumor en la misma mama que en su dia habia sido operada, con metastasis en hígado, cadenas ganglionares y oseas ( esternon). Por la gravedad del diagnostico se descarta cirugia y comienzo con quimioterapia, desde noviembre de 2015, precisamente estoy escribiendo desde el hospital ya que hoy me toca mi tratamiento ( taxol, zometa y bevazimub), la verdad ya he perdido la cuenta de los ciclos que llevo. Bueno todo este rollo para decir que nunca he viajado tanto como este último año, nunca he paseado, nunca he disfrutado tanto de mis hijos, nunca he comido mejor, nunca he disfrutado tanto ……lloré sí, pero el 22 de noviembre de 2015, desde ese día he decidido ser FELIZ = RESILENCIA. Muchas gracias por vuestro blog

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Teresa! Admirable. Testimonio absoluto de persona resiliente y feliz. Pese a las adversidades, pese a las piedras en tu camino… No pierdas nunca ese halo de buena energía que solo con leerte ya despendres. Sigue VIVIENDO la VIDA. Gracias infinitas por leernos y sobre todo, por compartir con todos tu ejemplo. Seguro ayudas a muchas personas, incluso sin pretenderlo! Qué acabes bien el día. Un abrazo grande.

      Me gusta

  3. ¡Hola! A mí la palabra “resiliencia” aunque está de moda no me gusta porque es difícil de pronunciar y además al no formar parte del lenguaje popular hay muchas personas que no saben su significado. El concepto sí que me gusta, por supuesto, y yo lo practico. Una expresión que está muy relacionada con la resiliencia y vosotras habéis usado también en vuestro post, es “coger el toro por los cuernos”. Esta expresión me encanta y la entiende todo el mundo. Yo se la digo muy a menudo a mis hijos para inculcarles la manera en que deben afrontar las situaciones difíciles de la vida.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Tani! Nos encantan tus comentarios, pues siempre logras dar un giro inesperado y al final, aprendemos también de ti. Si que es difícil la palabra y si que es desconocida para muchas personas…. y ese desconocimiento ha sido una de las cosas que precisamente nos han llevado a querer hablar de ella. Ya que se oye tanto, pues esclarecer que a fin de cuentas es eso “coger el toro por los cuernos” 😉 Muchas muchas gracias por siempre estar. Feliz final de día y un gran abrazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s