DESPUÉS DEL CÁNCER DE UN HIJO

alicia

La mayoría conocéis ya a Alicia. Y la mayoría sabéis que es madre de Pablo, nuestro Pablo, ese estupendo pequeñajo a quien también ya conocéis y que hacía agendas entre quimio y quimio. Pablete superó un agresivo tumor cerebral hace ya algunos meses. Y confieso una vez más que fue uno de los motivos para que, tanto el año pasado, como este, el proyecto del calendario solidario Jaque fuera para una causa de investigación contra el cáncer infantil:

https://jaquealcancer.com/2017/11/30/por-que-nuestro-calendario-2018-apoya-a-la-investigacion-contra-el-cancer-infantil/

El caso. Alicia vuelve hoy a Jaque. Y en esta ocasión lo hace para contarnos como se afronta la vida “después del cáncer de un hijo”.

Abrocharos los cinturones caminantes. Despegamos con una entrevista que puede ayudar a muchas madres y padres en una situación similar. Una entrevista que también puede ayudar a quien incluso no le haya tocado de cerca una situación parecida. ¿Por qué? Pues porque quizás al leerla, algo haga click en nuestra lista de prioridades, de lamentaciones, de quejas, de perspectivas, de disfrutes, en resumidas cuentas… ¡en nuestro modo de afrontar la vida y todo lo que esta conlleva, con sus subidas y sus bajadas!

Tres, dos, uno, ¡vamos qué nos vamos! Sigue leyendo

Anuncios

PIM PAM PUM

pim pam pum

Foto NORA ZUBIA @slowandchic

PIM. PAM. PUM.

Tengo que escribir un post que cause impacto.

Tengo que escribir un post que siga animando a quien, aún no se haya animado, a que se haga con nuestro #calendariosolidario.

Tengo que escribir un post que convenza.

Tengo que escribir un post que nos ayude a que los 80 calendarios que nos quedan -que ni son muchos, pero tampoco son tan pocos como para que se empolven para siempre en una caja- vuelen a vuestras manos.

Y, voy a ser muy franca. No tengo ni idea de por donde empezar. Ni de qué decir ya.

Tengo miedo de aburriros y, lo que sería peor, de cansaros. Yo sé que seguís a Jaque no por un calendario, sino por otros muchos motivos. Y, claro, que semana sí, semana también os hable del “dichoso calendario” … ¿quizás os crispe los nervios? No lo sé.

El caso que, quien no arriesga, no gana. Y voy a correr el riesgo, apostando fuerte a que, si este post fuera una partida de cartas, esta resultaría ser esa última carta definitiva y ganadora. Vamos, que, dicho de otro modo, este post será el último de este estilo y causará impacto y os animará a…

  • comprar el calendario si aún no lo habéis hecho, o
  • a enseñarle a tu mejor amiga el calendario para darle envidia y que ella también se lo compre, o
  • a contarle a tu vecina que es enfermera “fíjate que maravilla tener un calendario en el que apuntar todas tus guardias”, o
  • a contarle a la prima de tu madre que empieza con quimio en unos días “que es fantástico tener un sitio en donde ir apuntando las quimios que ya has ido finiquitando”, o
  • a hacerle un regalo especial e inesperado a alguien para un bonito 2019, o
  • a compartir en vuestros grupos de whatsapp el asunto con mucha efusividad para que alguien se anime, o
  • a compartir en vuestro muro de Facebook o en vuestra cuenta de Instagram o de Twitter un mensaje animoso que diga lo chulo y solidario que es el calendario.

Pero… siempre hay un pero 😉 … ese pero que estoy segura es el pero más grande que os detiene…  ¡¡¡cuesta 10 euros!!! Y es que, como dice mi madre, “hija, no me extraña que a veces la gente no quiera pagar 10 euros por un calendario, mira lo que me acaban de regalar en esta tienda, un calendario para el 2019. Y gratis”. Sigue leyendo