CAMINOS DE SUPER HÉROES IMPERFECTOS

CAMINOS

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Hoy no os vamos a hablar de etiquetados ni de ingredientes. Vamos simplemente a hacer una reflexión que quizás ayude a que alguien se replantee un poco “esta vida de sin vivir” que a veces llevamos. ¿No percibís vosotros también esa vida multitarea, multisocial, multitodo… qué se cuela en nuestros caminos? Todo se encamina a lograr hacer mil millones de cosas cada día. Queremos ser super héroes y super heroínas y estar hasta en dos lugares a la vez. Sin embargo, esto es peligroso. Porque evidentemente ni somos héroes ni heroínas y en ese intento de llegar a todo solemos sacrificar cosas que no se debieran sacrificar nunca. Y nos referimos a cosas como gestos de cariño, como de repente darle un beso a alguien o llamar a esa amiga a la que hace dos años no le escuchas la voz, pero también a cosas como perder la consciencia de estar disfrutando del día a día y… por supuesto – ¡abrimos ya la caja de los truenos! – a cosas como terminar comprando la cena ya hecha un día sí y otro también 😉. ¿A qué os suena? A algunos nos sonará más una cosa y a otros otra. Pero aquí nadie se libra. Sigue leyendo

*LA ILUSIÓN DE LA NAVIDAD*

feliz-nochebuena-feliz-navidad
Foto | Nora Zubia @slowandchic
Nuestros deseos para este fin de semana especial llegan de la mano de Carlos. Sus deseos de hace un año son nuestras palabras para vosotros el día de hoy.
¡Gracias gracias paloma mensajera! ¡Gracias gracias Carlos! ¡Gracias gracias caminantes!

Sigue leyendo

¿ACTO DE AMOR?

AMOR.jpg

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Seamos sinceras: hoy no pensábamos publicar post. Es una semana rara con dos festivos y cuando las semanas son diferentes, todo se descoloca… ¡hasta nuestros posts! 😉 Sin embargo, el jueves por la tarde, nos llegó un correo de una amiga con un link a una entrevista. La verdad es que por redes ya nos habíamos enterado de la existencia de dicha entrevista, pero por falta de tiempo, no la habíamos podido ver todavía. Al llegar aquel correo, pensamos que era una señal -como podéis ver, somos mucho de “señales”, jeje- y que teníamos que detener lo que estábamos haciendo para verla. Al darle al play y ver que duraba 21 minutos pensamos, “buff, a ver si se merece verdaderamente todo ese tiempo”. Pues bien, sí que se lo merece. Esos 21 minutos e incluso más. No le dimos a pausa. Es más, nos caló tan hondo, que tuvimos claro que la teníamos que compartir con vosotros. Sigue leyendo