LA PASTA DE DIENTES

20-octubre

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Durante el verano recibimos varias peticiones sobre temas que queríais que tratáramos en el blog. Poco a poco, vamos cumpliendo vuestras peticiones. La pasta de dientes fue una de ellas. Petición que, curiosamente, más de uno nos formulasteis.

Y bien, ¿qué pasa entonces con la pasta de dientes? :). Veamos.

La otra mitad de Jaque, que se describe a sí misma como una fanática de la higiene oral -y la verdad es que así es… ¡jejeje!, cuando vamos a desayunar fuera, en cuanto acaba, se va al baño corriendo, bolso en mano y con su hilo dental escondido y listo para trabajar allá donde ella vaya ;)-, es muy cautelosa con este asunto. Investigamos, comentamos y llegamos a la conclusión de que, si bien es cierto que lavarnos los dientes no va a provocar que desarrollemos un cáncer, también es cierto que la boca es increíblemente absorbente y que es una entrada la mar de fácil hacia nuestro torrente sanguíneo -motivo por el que muchos medicamentos se administran de manera sublingual, ¿nunca lo habíais pensado? -… De ahí la importancia de lavarse los dientes con pastas de calidad.

Como os podréis imaginar, las pastas de dientes están plagadas de sustancias químicas. Os mencionamos a continuación algunas de estas sustancias, las más tóxicas quizás:

*** A las pastas blanqueantes hay que añadirles otra sustancia extra: las nanopartículas de dióxido de titanio. Estudios recientes han mostrado como dichas partículas, además de ser muy abrasivas y provocar que el esmalte sea más poroso, producen reacciones inflamatorias en los pulmones, lo cual, desde luego, no suena nada bien.

Evidentemente, para que estas sustancias químicas tan poco saludables hagan de las suyas y constituyan un peligro de verdad para nuestra salud, habría que consumirlas en unas cantidades determinadas. Por lo tanto, por el mero hecho de lavarnos los dientes no nos vamos a enfermar. Sin embargo, sí que os aconsejaríamos que echaseis un vistazo a los componentes antes de comprar una pasta y que os decantéis por “la opción menos tóxica”. Es decir, si tenéis ante vosotros dos pastas y una lleva toda la lista de sustancias que os mencionamos aquí arriba y otra lleva toda esa lista también salvo una sustancia, pues que os decantéis por esa última opción. Siempre os decimos que la cuestión es ir sumando. Y esa cuestión de ir sumando se hace extensiva a lo bueno y a lo malo.

Llegados a este punto más de uno se estará preguntando si no existe en el mercado una pasta de dientes que no incluya ninguna de estas sustancias. La respuesta es afirmativa. En muchas tiendas especializadas venden pastas que excluyen este tipo de sustancias químicas. El problema es que, por lo que nosotras hemos visto, su precio es francamente elevado, teniendo en cuenta, sobre todo, que se trata de un artículo de higiene personal que se utiliza tanto. Pero, si podéis permitíroslo, ¡adelante! 😉

Ya para finalizar, compartimos con vosotros algunas de las cuestiones que nosotras mismas hemos lanzado al aire mientras os preparábamos este post:

¿Industrias farmacéuticas y cosméticas, cuándo vais a empezar a preocuparos de verdad por la salud de vuestros consumidores? ¿Cuándo vais a empezar a priorizar en la calidad de lo qué vendéis, sin pensar en el dinero que vais a dejar de ganar por utilizar mejores cosas para nosotros? ¿Es qué no os dais cuenta qué a la larga todo puede volverse en vuestra contra? Si no nos cuidáis, tenderemos a enfermar cada vez más, y, perderéis clientes. En cambio, si nos dais lo mejor, estaréis invirtiendo en nuestra buena salud y eso, también os conviene…. ¿Acaso no? O, ¿es qué conviene también qué enfermemos?

 

 

 

 

Anuncios

5 comentarios en “LA PASTA DE DIENTES

    • Hola Judith,

      El tema del flúor es muy complicado. Básicamente porque es el activo que se supone combate la caries. Nuestro consejo al respecto es: a menos edad menos flúor. Evitarse con niños de corta de edad -sobre todo porque tienden a tragarse pasta- y según se va creciendo, se puede ir aumentando la dosis. Hay que saber que efectivamente no es algo del todo positivo, por lo que, una vez más, precaución.

      Gracias por pasarte. Un abrazo!

      Me gusta

  1. Pingback: COSAS DE CASA: ¿QUÉ DEBEMOS EVITAR? | Jaque al Cáncer

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s