HARINAS INTEGRALES

HARINAS

Foto | Nora Zubia @slowandchic

El mundo de las harinas es un mundo aparte. Y un mundo maravilloso en el que parece que poco a poco vamos ganando terreno. Tras muchos años anclados únicamente en la harina de trigo refinada, al fin estamos ampliando horizontes. ¡Bien!

Siempre os repetimos la importancia de consumir alimentos integrales frente a alimentos refinados. Las harinas no son la excepción. ¿Por qué?

  • Porque las harinas integrales están hechas con cereales de grano entero. Y solo los cereales de estas características contienen antioxidantes, vitaminas B y E, y minerales como el hierro, el zinc, el cobre, el selenio, el magnesio, los lignanos y los fitoestrógenos (estos últimos son ideales a la hora de ayudar a prevenir tumores hormonodependientes). En cuanto refinamos estos granos, perdemos todos estos nutrientes, vitaminas y buenas características.
  • Porque nos aportan hidratos de carbono y mucha fibra.
  • Porque las harinas integrales de verdad son de absorción lenta. ¿Esto qué significa? Pues que su ingesta no nos producirá subidas rápidas de azúcar en sangre y, por tanto, estaremos contribuyendo a prevenir la posibilidad de desarrollar una diabetes, un cáncer o un problema de obesidad.

¿Cómo reconocer una harina integral de verdad? Sigue leyendo

LA ESPELTA

espelta

Foto | Nora Zubia @slowandchic

A estas alturas más de uno habrá oído hablar de lo maravilloso que es la espelta. Y más de uno ya la habrá probado. Últimamente no es raro ir a una panadería y encontrar entre las variedades de pan alguna opción de espelta… Eso por no hablar de las tiendas especializadas, en donde encontramos alternativas de todo tipo con espelta: harinas, pastas, cereales, bases para pizza y un largo etcétera. Como cualquier cereal, lo encontraremos en formato blanco y en formato integral, apostad como siempre, por el integral.

La espelta, o escanda, es un longevo cereal considerado como el origen del trigo actual. Pensar que es un cereal de reciente descubrimiento es un error. Lo que ocurre es que por algún motivo dejó de utilizarse en nuestras cocinas durante mucho tiempo. Y ahora, parece que se está recuperando dicho uso. Puede que, su excelente carga nutritiva, muy similar a la de avena, tenga algo que ver 😉 Sigue leyendo