Recordando invitados: CARLOS

CARLOS

A decir verdad, escribir este post nos impone. Nuestra voz temblaría si de un discurso se tratara. La melancolía se asoma y empuja con ahínco. Sin embargo, hemos concluido que este sentimiento que nos invade no es motivo suficiente para no recordar a este invitado tan especial… ¡Hemos de ser valientes!

Carlos fue el primer caminante que nos dio la ENHORABUENA por nuestro blog. Su mail con aquellas palabras tan halagadoras nos dieron -y nos dan- una fuerza tremenda. ¡Qué ilusión tan bárbara saber que nuestros consejos eran leídos por alguien que los necesitaba! A partir de ese momento comenzó un intercambio de información muy bonito y positivo. Y, gracias a él existen estos dos posts también:

https://jaquealcancer.com/2016/04/18/la-glutamina/ (En este post él mismo se atrevió con la foto y mirad que resultado tan bueno)

https://jaquealcancer.com/2015/12/16/neurotransmisores-y-un-seguidor-muy-especial/

Echamos la vista atrás y además de lo agradecidas que nos sentimos con él por tanto que nos dio, nos sentimos tremendamente orgullosas de haber formado parte del último trayecto de su camino… 

Sabemos que desde allá arriba sigue iluminando a su familia -con su media naranja llevando la batuta con una actitud de quitarse el sombrero. Quizás algún día consigamos traerla a Jaque 😉 – y exponiendo su cuestión matemática

Caminantes, quienes en su día leísteis a Carlos, querréis volver a leerlo. Quienes no lo hicisteis, lo haréis ahora y alucinaréis con su tremenda lección de vida:

https://jaquealcancer.com/2016/06/23/3630/

Carlos. G R A C I A S.

Para siempre.

HASTA PRONTO AMIGO

23 JUNIO

Ayer os dábamos los buenos días con un interesante post sobre alimentación infantil. Y con un nudo en la garganta…

La primera felicitación escrita que Jaque recibió fue en modo de correo mediante una persona intermediaria y una parte de dicho correo rezaba así:

“Este mensaje es para que transmitas mi enhorabuena a las autoras del blog de Jaque al cáncer. Están recopilando una a una información que a mi me costó bastante descubrir, y es muy agradable verla toda junta y tan bien expresada.”

Con aquel correo surgió una relación amistosa-laboral tan especial como indescriptible. Definitivamente, Carlos era nuestro primer gran seguidor. Nuestro primer valiente. Nuestro primer CAMINANTE.

Gracias a Jaque, siempre que quisiera, estábamos ahí para él. Pero él también para nosotras. Lo sabíamos y lo aprovechábamos. Nos ayudó siempre que se lo pedimos. Incluso ejerció de fotógrafo improvisado en  LA GLUTAMINA 😉 .

Si nos seguís desde el principio sabréis que os estamos hablando del protagonista de LA CUESTIÓN MATEMÁTICA DE CARLOS.

Y hoy, quedémonos con su legado. Releamos su post. Pongamos en práctica su ejercicio. Y, agradezcamos sus palabras y su buen ejemplo. Quitémonos el sombrero ante lo bien que jugó su partida. No hay mejor homenaje que en estos momentos le podamos hacer a una estrella que ya brilla bien fuerte allá arriba.

Y sí, lo sabemos. Sabemos que con esa nueva luz seguirás guiando, en cierto modo, los pasos de Jaque al cáncer.

Hasta pronto AMIGO.
GRACIAS infinitas por todo.