HEIDI A CORAZÓN ABIERTO

HEIDI

Estrenamos invitada en Jaque. Y como siempre, ¡no es una invitada cualquiera! Os doy algunas pistas: tiene 43 años, 3 peques, cáncer de mama metastásico y unas ganas locas de vivir. ¡Sí! Heidi, o @heiheise como la conocemos en Instagram, irrumpe hoy por aquí y nos deja boquiabiertos con su historia de subidas y bajadas. Y es que, compaginar un embarazo gemelar con un cáncer de mama no es pan comido… y esto caminantes, solo es el comienzo de la historia.

Heidi, gracias por abrirnos las puertas de tu corazón y por traernos hoy a Jaque una nueva lección de vida, llena de coraje, fuerza y generosidad. Ojalá y tu actitud incesantemente luchadora, pero también honesta cuando el miedo y los días menos llevaderos afloran, ayuden a quien lo pudiera necesitar. Desde Jaque te mandamos grandes dosis de energía de la buena y un abrazo cargadito de ánimo y de cariño.

Caminantes, Heidi nos habla de hilos que a veces parece que se rompen, de días ganados y de un deseo ferviente de que un día “algo” detenga “esto”. Y “esto” es cáncer de mama metastásico. Ese cáncer que pese a latir con fuerza, está un poco olvidado. Quizás, porque es muy duro pensar en ello. Pero debemos saber que existe y debemos ser conscientes de que a muchas mujeres les ha tocado y que, de momento, aunque sea muy fuerte decirlo, no tienen cura…

(Si os apetece contribuir de algún modo con la causa del cáncer de mama metastásico, aquí tenéis el link a su web )

Sin más preámbulos, ¡os dejo con Heidi!

Sigue leyendo

Anuncios

BURBUJAS DE VIDA

BURBUJAS DE VIDA (2)

Hacía mucho tiempo que teníamos en la cola de Jaque esta historia. Pero por un motivo o por otro, siempre teníamos que acabar posponiendo su publicación y al final, nunca llegaba ese momento de sentarme delante del ordenador para preparar una introducción a la altura de semejante HISTORIA. Confieso que mi subconsciente agradecía en parte esto, pues sabía que enfrentarme a la preparación y elaboración de este post no iba a ser pan comido…

Acabo de releer la historia de Vanessa o, como se la conoce en Instagram, Burbujas de Vida. Y las lágrimas vuelven a asomar. Muchas historias intensas os hemos contado ya desde Jaque. Esta es intensa como la que más. Tremenda. Y viene a llenaros de agradecimiento -en este momento en mi cabeza solo resuena, que afortunada eres-, de ganas de vivir y de esperanza, fuerza y coraje. A todos. A todas. En especial a todas esas mujeres con cáncer de mama metastásico…

Esas mujeres que viven contra viento y marea y que no claudican y que no cesan de darnos  lecciones de vida contantes y sonantes. Las que vemos por redes sociales. Y las que no vemos. Las que conocemos y las que no conocemos. Las que están y las que por desgracia ya no están… A todas, todas, todas, les mandamos hoy un abrazo especial y lleno de energía de la buena.

Y ahora caminantes, leed esta historia en butaca preferente. La historia de Vanessa bien lo merece: Sigue leyendo

Recordando invitados: las 9 Magníficas

Rec 9 Magníficas

Caminantes, hoy recordamos el post que marcó un antes y un después en Jaque. Por muchos motivos. Orgullosas nos sentimos de él. Y claro, más orgullosas nos sentimos de nuestras 9 Magníficas invitadas. Sus historias enriquecieron inmensamente nuestro blog, sirvieron de fuente de inspiración para muchas personas y rompieron moldes, mostrando al mundo que ser paciente activo cuando el cáncer llama a tu puerta no es cosa de locos. Y, lo más importante aún, que su decisión de no ser meras espectadoras de su enfermedad las empujó a todas hacia un mismo camino:

“Ved como hay ya muchos ejemplos contantes y sonantes de pacientes activos que han apostado por una alimentación consciente y un estilo de vida más saludable. Nosotras siempre os hablamos de la doctora Odile, porque es ya un referente nacional en el asunto y porque fue nuestra mayor inspiración, pero comprobad que hay más personas que mejoran gracias a la elección de este camino.”

Si no las conocéis aún, os invitamos a que lo hagáis. ¡Merecen mucho la pena! Palabra de Jaque. Y sí… claro que este camino no asegura nada a nadie cuando el cáncer llama a tu puerta, pero es una buena manera de apostar fuerte y de jugar todas las cartas en tu partida de la Vida:

https://jaquealcancer.com/2017/02/13/las-9-magnificas/

¡Feliz día Caminantes! Y una vez más, ¡¡MUCHAS GRACIAS MAGNÍFICAS!!

Recordando invitados: LAS LECCIONES DE MIRELLA

MIRELLA

 

Siempre le estaremos infinitamente agradecidas por todo. Por haberse desnudado ante nosotras y vosotros con el post que hoy recuperamos, por siempre estar apoyándonos de un modo o de otro, y porque es y está. Siempre. No hace falta que nos lo diga, porque lo sabemos. Sabemos que, aunque pasen semanas en las que apenas cruzamos palabra…

… Mirella siempre está…

Caminantes, para los que os la perdisteis en su día, os aconsejamos que hoy no os la perdáis. Lecciones de vida en estado puro. Una historia pedregosa. Y una manera de ir sorteando piedras que ha ido in crescendo y hoy al fin, y pese a todo, o quizás, gracias a todo, nos regala unos ojos que, como hace poco una Magnífica le dijo, ahora sí que irradian brillo y luminosidad.

IMG_0492

Pues eso. ¿Preparados para recordar una historia con final feliz?

https://jaquealcancer.com/2017/05/11/las-lecciones-de-mireya/

¡Mirella, GRACIAS de nuevo por estas LECCIONES! 😉.

AMOR, VALOR Y SONRISAS

AMOR, VALOR Y SONRISAS

Hace tiempo os lo contábamos en redes sociales. Os decíamos que uno de los libros que formarían parte de nuestra lista de deseos de 2017 era el libro de Leyre Contreras: Amor, Valor y Sonrisas. Mi proceso personal ante el cáncer. Sus majestades los Reyes Magos fueron generosas y el libro nos ha acompañado desde entonces.

¿Quién es Leyre Contreras? Leyre es una de tantas mujeres que ha sufrido en carnes propias un cáncer de mama. Nosotras ahora la conocemos mejor gracias a esta lectura y ahora sabemos que además de ser una caminante más, es una mujer decidida y positiva y llena de ganas de vivir. Leyendo Amor, Valor y Sonrisas te contagias del ímpetu tan particular de Leyre por vivir la vida de verdad… pese a que te diagnostiquen cáncer con 38 años. Sigue leyendo