ENTREVISTANDO A MARTA PINK MAMA

pink mama

Hay super héroes y super heroínas. Y también hay gorros con super poder. Marta los visualizó, les dio forma, les dio un nombre y ahora los dirige con muy buen ritmo. Haber padecido un cáncer de mama con 38 años la marcó y le hizo ver que tenía que hacer algo más que curarse. No solo debía darle jaque a su cáncer, y aprender a vivir con lo que superar una enfermedad conlleva, sino darle la vuelta a la tortilla y ofrecerle algo de vuelta al universo. Y así es como nació su fantástico proyecto rosa: Pinkmama.

Durante su camino, cuando empezó a perder pelo y empezó a buscar alternativas para no salir a la calle con la cabeza totalmente rapada, se dio cuenta de que no había muchas alternativas de gorros bonitos y asequibles económicamente hablando. Así que, su necesidad, su vena artística y su pasión por los tejidos – es diseñadora textil- la empujaron a fabricarse sus propios gorros. Y estos gorros son los que con el tiempo se acabaron convirtiendo en los protagonistas de Pinkmama. Unos gorros que a día de hoy llegan a unidades de oncología dispuestos a hacerle la vida más amable a muchas mujeres. O, que pueden llegar directamente a casa de alguien bajo previo encargo.

Pero bueno, no nos enrollemos más. La hemos entrevistado y aquí está el resultado: Sigue leyendo

LA PÉRDIDA DEL CABELLO

PERDIDA DEL PELO

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Cuando publicamos el post en el que recopilábamos todos los efectos secundarios que han ido pasando por Jaque os preguntamos si había algún efecto que no hubiésemos tratado aún y que os gustaría que tratásemos. Muchos coincidisteis en que no estaría mal dedicarle un post a la pérdida del cabello. Como vuestros deseos son órdenes, hoy vamos a abordar dicho tema.

Quizás quien no haya pasado por eso, piense, en la lejanía del asunto, que es un poco frívolo tratar este tema… a fin de cuentas, es una cuestión muy estética (aunque no al cien por cien). Sin embargo, ¡respuesta incorrectísima!, la estética importa. Y mucho. Porque, si no nos vemos guapos, es más difícil aún que nuestro ánimo esté bien. Y entramos en la pescadilla que se muerde la cola…

Vayamos primero con un poco de teoría. Todos sabemos que la quimio ocasiona caída del cabello. ¿Por qué exactamente? Pues porque la quimio afecta tanto a las células cancerígenas como a las células sanas. Los folículos capilares son células sanas que, al igual que las cancerígenas, se reproducen a la velocidad del rayo, de ahí que sean tan sensibles a la quimio también. La diferencia entre ambos tipos de células reside en que los folículos capilares se reparan a si mismas, haciendo así que esa pérdida del cabello sea temporal. Sigue leyendo