ENCORDADAS, by ANA OLIVO

encordadas1

Ana Olivo es una y muchas cosas a la vez. Es superviviente de un cáncer de mama. Pero también una aventurera nata con dotes para la escritura. No en vano, ya ha publicado tres libros y ya ha estado de expedición en el Ártico. ¿Cómo? ¿Expedición en el Ártico? ¡Venga ya! ¿Estás de guasa? Pues no.

Hoy la entrevistamos. Nos cuenta algunos entresijos de aquella memorable aventura en los confines más fríos de la tierra junto a otras supervivientes de cáncer y que ella tan bien la relata en Encordadas, su último libro.

¿Preparados y listos para conocer un poco mejor a esta bonita jabata cuyo hobby number one es V I V I R? Ana, ¡¡¡mil millones de gracias por esta entrevista y por tanto más!!!

Hola Ana, ¡bienvenida a Jaque! Brevemente, ¿quién eres? Sigue leyendo

HEIDI A CORAZÓN ABIERTO

HEIDI

Estrenamos invitada en Jaque. Y como siempre, ¡no es una invitada cualquiera! Os doy algunas pistas: tiene 43 años, 3 peques, cáncer de mama metastásico y unas ganas locas de vivir. ¡Sí! Heidi, o @heiheise como la conocemos en Instagram, irrumpe hoy por aquí y nos deja boquiabiertos con su historia de subidas y bajadas. Y es que, compaginar un embarazo gemelar con un cáncer de mama no es pan comido… y esto caminantes, solo es el comienzo de la historia.

Heidi, gracias por abrirnos las puertas de tu corazón y por traernos hoy a Jaque una nueva lección de vida, llena de coraje, fuerza y generosidad. Ojalá y tu actitud incesantemente luchadora, pero también honesta cuando el miedo y los días menos llevaderos afloran, ayuden a quien lo pudiera necesitar. Desde Jaque te mandamos grandes dosis de energía de la buena y un abrazo cargadito de ánimo y de cariño.

Caminantes, Heidi nos habla de hilos que a veces parece que se rompen, de días ganados y de un deseo ferviente de que un día “algo” detenga “esto”. Y “esto” es cáncer de mama metastásico. Ese cáncer que pese a latir con fuerza, está un poco olvidado. Quizás, porque es muy duro pensar en ello. Pero debemos saber que existe y debemos ser conscientes de que a muchas mujeres les ha tocado y que, de momento, aunque sea muy fuerte decirlo, no tienen cura…

(Si os apetece contribuir de algún modo con la causa del cáncer de mama metastásico, aquí tenéis el link a su web )

Sin más preámbulos, ¡os dejo con Heidi!

Sigue leyendo

Recordando invitados: 5 GRANDES SIN PELOS EN LA LENGUA

recordando invitados 5 grandes sin pelos en la lengua

Leo y releo este post y siempre llego a la misma conclusión: es un post que vale su peso en oro. Y no precisamente por el trabajo de Jaque, sino por el trabajo y el desparpajo detrás de estas 5 Grandes sin pelos en la lengua. No cualquiera se presta a desnudarse de esta manera. No cualquiera se presta a desvelar cosas tan íntimas. Y no cualquiera tiene gestos así de manera desinteresada y altruista. Estas 5 chicas fueron la mar de generosas y la mar de empáticas. Si dudaron participar, en Jaque no nos enteramos… Su respuesta fue Sí a la propuesta y a por todas fueron.

En una semana marcada por ese furor mediático que viene de la mano de “El día de…” -ya sabéis que yo no soy de “días de…” pues todos los días lo son, o deberían serlo…- viene bien releer este post o leerlo por primera vez para 1) ser conscientes de TODO lo que un cáncer conlleva o para 2) quizás, si tengo o he tenido cáncer, poner en práctica algo de lo que estas chicas nos cuentan o, al menos, sentirme identificad@ y, por tanto, menos sol@.

Caminantes, ¿el deseo sexual se queda en el fondo del armario cuándo el cáncer hace acto de aparición? Caminantes, ¿es fácil enfrentarte a noches de pasión cuando te sientes insegura porque ya no tienes una de tus mamas, o, las dos? Caminantes, ¿será necesaria la ayuda de algún profesional para afrontar esto? Caminantes, ¿vuestra pareja estará igual de asustada? Caminantes, ¿será la comunicación clave en momentos así?

Todo esto y mucho más aquí:

https://jaquealcancer.com/2017/10/19/5-grandes-sin-pelos-en-la-lengua/

Y antes de despedirme y desearos un buen ecuador de semana, tengo que sí o sí hacer referencia a Ari. La última Grande sin pelos en la lengua. Ari brilla en el cielo desde hace un par de semanas. Y no sabéis como lo siento. El otro día contaba esto y alguna cosa más en el Instagram de Jaque… Y creo que volver a recordarla es nuestro mayor homenaje, porque como dice Mary Poppins en su regreso, hay cosas que, aunque no veas, nunca se pierden.

“(…) Ari era honesta y valiente también, y no tenía pelos en la lengua. Así la vimos en aquella colaboración que, en breve, recordaremos. Su eterna sonrisa y buen humor y sus infinitas ganas de vivir traspasaban su cuenta de Instagram. Leerla era una incesante y formidable lección de vida (…)”

Gracias y mil veces gracias Ari por tanto que nos diste. Hasta siempre.

DESPUÉS DEL CÁNCER DE UN HIJO

alicia

La mayoría conocéis ya a Alicia. Y la mayoría sabéis que es madre de Pablo, nuestro Pablo, ese estupendo pequeñajo a quien también ya conocéis y que hacía agendas entre quimio y quimio. Pablete superó un agresivo tumor cerebral hace ya algunos meses. Y confieso una vez más que fue uno de los motivos para que, tanto el año pasado, como este, el proyecto del calendario solidario Jaque fuera para una causa de investigación contra el cáncer infantil:

https://jaquealcancer.com/2017/11/30/por-que-nuestro-calendario-2018-apoya-a-la-investigacion-contra-el-cancer-infantil/

El caso. Alicia vuelve hoy a Jaque. Y en esta ocasión lo hace para contarnos como se afronta la vida “después del cáncer de un hijo”.

Abrocharos los cinturones caminantes. Despegamos con una entrevista que puede ayudar a muchas madres y padres en una situación similar. Una entrevista que también puede ayudar a quien incluso no le haya tocado de cerca una situación parecida. ¿Por qué? Pues porque quizás al leerla, algo haga click en nuestra lista de prioridades, de lamentaciones, de quejas, de perspectivas, de disfrutes, en resumidas cuentas… ¡en nuestro modo de afrontar la vida y todo lo que esta conlleva, con sus subidas y sus bajadas!

Tres, dos, uno, ¡vamos qué nos vamos! Sigue leyendo

PIM PAM PUM

pim pam pum

Foto NORA ZUBIA @slowandchic

PIM. PAM. PUM.

Tengo que escribir un post que cause impacto.

Tengo que escribir un post que siga animando a quien, aún no se haya animado, a que se haga con nuestro #calendariosolidario.

Tengo que escribir un post que convenza.

Tengo que escribir un post que nos ayude a que los 80 calendarios que nos quedan -que ni son muchos, pero tampoco son tan pocos como para que se empolven para siempre en una caja- vuelen a vuestras manos.

Y, voy a ser muy franca. No tengo ni idea de por donde empezar. Ni de qué decir ya.

Tengo miedo de aburriros y, lo que sería peor, de cansaros. Yo sé que seguís a Jaque no por un calendario, sino por otros muchos motivos. Y, claro, que semana sí, semana también os hable del “dichoso calendario” … ¿quizás os crispe los nervios? No lo sé.

El caso que, quien no arriesga, no gana. Y voy a correr el riesgo, apostando fuerte a que, si este post fuera una partida de cartas, esta resultaría ser esa última carta definitiva y ganadora. Vamos, que, dicho de otro modo, este post será el último de este estilo y causará impacto y os animará a…

  • comprar el calendario si aún no lo habéis hecho, o
  • a enseñarle a tu mejor amiga el calendario para darle envidia y que ella también se lo compre, o
  • a contarle a tu vecina que es enfermera “fíjate que maravilla tener un calendario en el que apuntar todas tus guardias”, o
  • a contarle a la prima de tu madre que empieza con quimio en unos días “que es fantástico tener un sitio en donde ir apuntando las quimios que ya has ido finiquitando”, o
  • a hacerle un regalo especial e inesperado a alguien para un bonito 2019, o
  • a compartir en vuestros grupos de whatsapp el asunto con mucha efusividad para que alguien se anime, o
  • a compartir en vuestro muro de Facebook o en vuestra cuenta de Instagram o de Twitter un mensaje animoso que diga lo chulo y solidario que es el calendario.

Pero… siempre hay un pero 😉 … ese pero que estoy segura es el pero más grande que os detiene…  ¡¡¡cuesta 10 euros!!! Y es que, como dice mi madre, “hija, no me extraña que a veces la gente no quiera pagar 10 euros por un calendario, mira lo que me acaban de regalar en esta tienda, un calendario para el 2019. Y gratis”. Sigue leyendo