ABRAZOS EMPÁTICOS

abrazos

Foto | Nora Zubia @slowandchic

Improvisando de nuevo… 🙂

¡Buenas!

El jueves por la tarde escuchamos como una madre reprendía una y otra vez -de manera un tanto brusca, utilizando frases del estilo “¿eres tonto o qué?”- a su niño de 5 años porque se había mojado un poco el pantalón. Justo después del detalle una servidora entró en Instagram y le apareció una publicación de @mamasevaalaguerra que hablaba sobre la empatía. Y entonces lo tuvimos claro… era una señal para que una vez más tocásemos el tema en Jaque  .

Y para ello os vamos a contar una anécdota. En una revisión oncológica -revisión dura, de esas en las que te dicen que los resultados de algo no son del todo positivos- de un familiar de mi socia tenían que “agendarle” una cita para una nueva prueba. Le dieron un día y una hora poco compatibles con la jornada laboral de mi socia. Así que, con toda la educación del mundo, SIMPLEMENTE PREGUNTÓ, si no había otra opción de fecha y/o hora… que si pudiera ser ese mismo día algo más temprano, ella ya apañaba el asunto. Y la respuesta del médico fue así de cortante: “esto no es una peluquería para estar pidiendo citas al antojo”. Evidentemente, mi socia y su familiar, se miraron de reojo y enmudecieron.

No os vamos a contar como se sintieron, porque seguramente lo imagináis. Tal vez en otro contexto, palabras así pasen desapercibidas. Pero no en una consulta médica. No en una consulta oncológica, a la que casi siempre vas con los nervios a flor de piel. Y, simplemente, es algo tan fácil de que no ocurra… ¿no os parece? Si nos pusiéramos por un momento en la piel de la otra persona, seguro que no actuaríamos así. Y seguro que el médico podría responder con una sonrisa un “lo siento pero la agenda está llena”, por ejemplo. O la madre de más arriba se pondría en el pellejo del peque que NO ES TONTO… y le haría ver de otro modo que lo que había hecho no estaba del todo bien.

No siempre es fácil actuar de manera empática. Lo sabemos. Nadie es perfecto y hay ocasiones que afloran otros sentimientos más fuertes que la empatía. Pero deberíamos intentar tenerla siempre bien presente…

Como lo que aquí nos toca más de cerca son los oncólogos, desde aquí le mandamos una colleja a los no empáticos. Y le mandamos un hurra a los si empáticos, ¡porque también los hay! Y le mandamos unas gracias infinitas a @mamasevaalaguerra por habernos recordado lo importancia de la empatía.

¡¡Feliz día!! Y miles de abrazos empáticos a todos .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s