A POR UN FELIZ 2018

BALANCE

Foto | Nora Zubia @slowandchic

 

A veces la vida duele.

Y entonces, cuesta salir adelante.

Cuesta encontrar esos destellos de luz necesarios para iluminar esos momentos de penumbra y desolación absolutas. Pero se acaban vislumbrando… Se acaban colando en nuestras tristezas y poco a poco se van notando sus efectos: esa penumbra y esa desolación se recolocan, ¡qué no desaparecen!, y vas aprendiendo a vivir con ello…
Seguramente, todos hemos tenido un año lleno de subidas y bajadas, de penas y alegrías, de días negros y días blancos…. Y pese a todo, eso es dicha, porque, eso es vida…. Y sí, a veces una vida “muy perra” -perdonen ustedes señores caminantes el lenguaje… ¡me ha salido del alma!-, pero VIDA a fin de cuentas…


En fin caminantes. Que esta publicación nos está costando. Llevamos postponiéndola desde ayer porque los sentimientos andan a flor de piel. Notamos como este intenso 2017 se esfuma y ya atisbamos la sombra de un estupendioso 2018.
¿Momento de balance? Quizás si. O quizás no. A veces los balances sobran. A veces son necesarios. Por la parte que nos toca en Jaque, no podemos sentirnos más satisfechas y agradecidas. Nos habéis acompañado día tras día, post tras post, foto tras foto, proyecto tras proyecto… y eso es impagable.
Intentaremos en 2018 no bajar la guardia. Intentaremos seguir sumando “algo” en vuestros caminos. Intentaremos que nos notéis bien cerquita.
¿Y sabéis qué? Que también intentaremos ser cada día mejor personas, intentaremos pulir nuestros defectos e intentaremos que la felicidad siempre nos ronde. Si conseguimos todo esto, podremos ofreceros aún mucho más. 


Hablando de felicidad caminantes… recordad que somos los únicos dueños de nuestra felicidad. Nadie puede ser feliz por nosotros. Ni siquiera nadie puede darnos esa ansiada felicidad. Porque esa felicidad está dentro de cada uno de nosotros. Altos o bajos. Rubios o morenos. Con pareja o sin pareja. Con penas o sin penas. Sanos o enfermos. Todos podemos ser felices. Sin excepción.
Dicho lo dicho, ¿adivináis nuestro brindis? ¡Brindemos juntos por un año muy, muy, muy pero que muy feliz para todos!
2018 agárrate fuerte, ¡¡¡qué vamos a por ti!!!


Caminantes, os queremos.